23-05-24 |

Aprovecha los beneficios del Té de cáscara de limón

Cuando peles uno de estos cítricos, no tires la cáscara. Si no lo sabías esta posee muchas propiedades ideales para nuestro organismo, además, la cáscara guarda la mayor parte de los benéficos de esta fruta.

Hoy vamos a centrarnos en la piel del limón, o la cáscara, como prefieras llamarla. El limón en fruta, como la cáscara son un importante antioxidante, favorece la piel, ya que combate el estrés oxidativo. Un dato no menor es que previene las manchas de envejecimiento y retarda la aparición de arrugas, sumado a todo esto, disminuye los síntomas de la piel reseca.

A todo esto, los especialistas también indican que consumir limón en exceso. ¿El motivo específico? Puede dañar el estómago, con la aparición de úlceras o gastritis, además, destacan que es un mito que la cáscara de limón ayude a prevenir el cáncer, teniendo en cuenta que no hay ningún estudio que muestre evidencia científica de ello.

A pesar de algunas contraindicaciones a tener en cuenta, el consumo del limón en su justa medida no tendría que ser motivo de preocupación, por que también tiene sus privilegios y ventajas para el organismo, sobre todo si hablamos de la cáscara de este cítrico, ya que esta contiene entre 5 y 10 vitaminas más que el jugo de la fruta.

¿Que aporta la cascara de limón?

La cáscara del limón es considerada una gran fuente de vitaminas y minerales, incluso, contiene más vitaminas que el propio jugo extraído de la pulpa, y también contiene potasio, magnesio, fibra, ácido fólico y betacaroteno.

Ingerir una infusión a base de la cáscara de limón es ideal para combatir los síntomas de los resfríos, gripes, aspergías, ya que fortalece el sistema inmunológico: el limón es un cítrico rico en vitamina C.

Te puede interesar: Infusión con romero: ¿Para qué sirve?

¿Cuál es la mejor manera de consumir la cáscara de limón?

Después de repasar las propiedades más destacadas de la cáscara de limón, ahora tienes un motivo más que importante para no desperdiciar los restos. A continuación te dejamos una simple receta para preparar el té de cascara de limón.

Ingredientes necesarios:

  • Cáscara de 1 limón
  • 1 litro de agua
  • Miel

Procedimiento para prepararlo:

  • Elegir un limón maduro, lavarlo bien y desinfectar la cáscara para que no existan bacterias que puedan dañar tu organismo.
  • Pelar el limón y dejar la cáscara separada. Seguido a esto, exprimir el jugo de la fruta.
  • Calentar agua en un recipiente y agregar las cáscaras de limón.
  • Cuando empiece a calentarse el agua, agregar solo la mitad de jugo de limón para darle sabor a la infusión.
  • Una vez que la infusión esté hirviendo, retirar del fuego y dejar reposar por 10 minutos.
  • Colócala en una taza, agrégale una cucharada de miel. A disfrutar de un sabroso té de cascara de limón.

Seguir leyendo: Infusión de jengibre, limón y miel para combatir resfríos y congestión

Con información de: https://www.lanacion.com.ar/

Deja un comentario

Compartir:

Popular