domingo, noviembre 28, 2021

Forma correcta de conservar las semillas para la siembra en huerta

A medida que tu huerto comience a dar sus frutos, tendrás que aprender a almacenar de forma correcta las semillas.

Si quieres empezar a guardar semillas, te recomendamos los frijoles o guisantes. ¿Por qué? Las leguminosas son las semillas más fáciles de guardar y las más fáciles de germinar. No puedes equivocarte. Así puedes aprender los fundamentos básicos.

La posibilidad de multiplicar las propias semillas de la huerta permite, además, disminuir la dependencia de comprar semillas hortícolas, año a año y para cada temporada, con el consiguiente ahorro y mejora en los ingresos familiares.

La autoproducción consiste en producir semillas de las mejores plantas de las especies que se han comportado adecuadamente en las condiciones locales, para sembrarlas en la próxima temporada. En este sentido, mediante la observación y selección de aquellas plantas de mejor comportamiento, se podrá comenzar a autoproducir semillas.

Cómo conservar semillas.

Cultivar una planta para guardar su semilla es diferente a cultivarla para comer.
Para que una planta como la lechuga produzca semillas, hay que esperar a sus desgarbados tallos florales, que finalmente producen diminutas vainas de semillas. A esas alturas, las hojas de la lechuga ya casi están amarillas, arrugadas y amargas. Lo mismo sucede con la mayoría de los cultivos: no se puede comer y guardar la semilla; es una cosa o la otra. Pero no te preocupes, una sola planta produce muchas semillas.

Lo primero que se debe tener en cuenta , es que todas las semillas tienen una viabilidad o capacidad de germinar en el tiempo, dependiendo de la variedad de la semilla.

Además, el especialista asegura que influye mucho para lograr una correcta germinación, el proceso y conservación de las mismas, tanto de las semillas propias que se obtienen en la huerta como las que se compran.

“Es importante conocer como conservarlas para que nos duren más tiempo, pero sobre todo, para que nos germinen cuando las sembremos en el huerto o en los semilleros” explica Jardón.

En resumen: se debe proporcionar a las semillas un ambiente seco, en un sitio fresco sin altas temperaturas y siempre en sitios oscuros. Las palabras clave son las siguientes.

• Humedad

• Temperatura

• Iluminación

• Envase

• Etiquetado

• Prueba de viabilidad

HUMEDAD

“Es muy importante que para su correcta conservación las semillas no contengan más de un 10% de humedad ya que si tienen más, cuando se guarden puede comenzar el proceso de germinación de la semilla o que pudran y llenen de hongos” aclaró Jardón.

Pero en caso que las semillas sean propias, se deben dejar secarse unos cuantos días para que la humedad se termine evaporando. “Normalmente podemos ponerlas sobre trapos, o yo prefiero usar servilletas de cocina o papel absorbente” indicó el especialista.

TEMPERATURA

El ambiente ideal para la conservación de semillas es que sea fresco, lo ideal serian temperaturas de entre 2 °C y 16 °C y a la vez, es muy importante que las semillas no sufran contrastes de temperaturas como podrían ser los balcones por ejemplo, donde las temperaturas son muy cambiantes sobre todo dependiendo de la época del año.

ILUMINACIÓN

La semillas deben conservarse en sitios mas o menos oscuros, alejados de la luz. Por esto, se recomienda guardarlas en armariosheladerasalacenas o sitios donde no entre mucha luz solar.

ENVASE

“Lo más importante del envase donde guardemos nuestras semillas, es que sea lo mas hermético posible y si podemos que sean opacas mucho mejor, aunque esto siempre podemos conseguirlo al guardarlas en un armario” asegura Jardón. Los envases más comunes: bolsitas ziploc, tubos de ensayo, frascos y demás.

PRUEBA DE GERMINACIÓN O VIABILIDAD

Aunque el especialista no lo considera necesario realizar este procedimiento siempre, “si es importante realizar de vez en cuando pruebas de germinación de nuestras semillas sobre todo cuando las semillas que queramos sembrar llevan algo de tiempo guardadas y no estamos seguros de que sean fértiles” aclaró y agregó que “haciendo una prueba de germinación, nos aseguramos de la viabilidad de la semilla pero sobre todo, también de no estar esperando a ver si germinan en nuestros semilleros las semillas con el trastorno de tiempo y esfuerzo que ello conlleva”.

Fuente: La huertina de Toni

Vía: https://www.infocampo.com.ar/

Con información de: https://ecoinventos.com/

Relacionados

6 Comentarios

  1. Son lo mejor de este medio comunicando sus enseñanzas con respeto a todos lo que se puede cultivar, son muy claros y además esta al alcance de todos esto tendría que ser una materia muy importante en nuestra educación en todos los niveles ya que somos un país que no explotamos nuestros mayores recursos del mundo que es nuestra tierra y los derivados de la misma FELICITACIONES A INFOAGRO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

Fungicida casero con bicarbonato

Los hongos son uno de los problemas más habituales que pueden afectar tanto a plantas como a personas. Aunque hoy en día existen gran...

Cómo hacer un buen asado al horno

Aprende a preparar Asado al horno argentino con esta rica y fácil receta.  A la parrilla o al horno, un asado no se parece en nada a...

Limón con agua de aloe vera

El aloe vera y el limón tienen propiedades depurativas naturales que ayudan al organismo a eliminar los residuos y toxinas. Al ingerir limón y...

Vinagre, en la huerta y el jardín

Ya sabemos que es un herbicida 100% natural, pero hay más. Te dejamos 15 usos del vinagre para tu huerta y jardín. El nombre vinagre...