Home Recetas ¿Cómo hacer churros caseros rápido y fácil?

¿Cómo hacer churros caseros rápido y fácil?

Arranca el otoño, y los churros con chocolate son una de esas meriendas o desayunos que nos apetecen de manera especial en los días de otoño o invierno y son la excusa perfecta para disfrutar y divertirse con los niños en una tediosa tarde de lluvia.

 Los churros son un recurso siempre bienvenido, para un desayuno o una merienda acompañados de un buen chocolate caliente o, simplemente un café con leche.

Este dulce, delicioso, apetitoso, sencillo y ligero no es más que una masa a base de harina, agua y sal, frita en abundante aceite y servida al momento espolvoreada en azúcar.

¿A quién no le apetece unos churros caseros? En casa siempre aprovechamos los domingos por la tarde para hacer churros para acompañarlos con chocolate caliente, los más pequeños de la casa ¡se ponen las botas! y para no engañaros los mayores también, no hay mejor plan.

Es una receta muy sencilla de preparar, y podemos también elaborarla para niños con alergia al huevo. Lleva ingredientes muy básicos que seguro tendremos en casa, los churros no son más que una masa a base de harina, agua y sal, frita en abundante aceite caliente y servida al momento espolvoreando un poco de azúcar por encima.

En el recetario tradicional español encontramos no obstante distintas recetas, como ésta, en la que vemos cómo hacer chocolate con churros, que incorpora leche, mantequilla y huevos, pero a nosotros la que más nos gusta es la más sencilla.

La forma de los churros puede ser recta, en lazo o en palo, pueden estar rellenos de crema pastelera, dulce de leche o la manera más sencilla con azúcar por encima.

Para elaborar los churros en casa podéis utilizar una manga pastelera, pero hay que ir con mucho cuidado si utilizamos manga pastelera, porque a la hora de freírlos podrían explotar los churros, es recomendable amasar bien la masa para que no se queden burbujas de aire en su interior. Otra opción es comprar una churrera, algo que os aconsejamos porque no es cara y resulta mucho más sencillo.

Receta de churros caseros fáciles

churros caseros paso a paso

Ingredientes

  • 300 g de harina
  • 440 g de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • Azúcar para espolvorear
  • Aceite de oliva suave para freír
  • Papel de cocina (para absorber exceso de aceite)
  • Manga pastelera con boca fina o churrera.

Cómo hacer churros

Masa de los churros

  • En un bol añadimos la harina.
  • En una cazuela calentamos el agua con la sal, y cuando comience a hervir, vertemos directamente de una sola vez sobre la harina.
  • Con una cuchara de madera integramos la harina con el agua, nos quedará una masa muy pegajosa y bastante compacta. Dejamos reposar esta masa cubierta con un paño o film de cocina durante sólo unos minutos porque al enfriarse endurece y es más difícil de trabajar.
  • Introducimos la masa en la churrera o manga pastelera con una boquilla en forma de estrella, este paso es fundamental para que los churros salgan bien, y no haya ningún problema a la hora de freír los churros.

Cómo freír churros

  • Ponemos abundante aceite de girasol o de oliva suave para freír en una sartén.
  • Ponemos parte de la masa en la churrera , en la que habremos colocado un disco de estrella. Enroscamos y empujamos el émbolo. A medida que empujamos va saliendo la masa del churro por el orificio, cortamos a la medida deseada con un cuchillo o con el dedo y freímos en el aceite.
  • Otra opción si no tienes mucha experiencia con la churrera es ir colocando la masa sobre una superficie limpia y seca, vamos haciendo tiras largas con la churrera y después los cortamos del tamaño que queramos. Luego solo tienes que cogerlos con cuidado e ir introduciendo en el aceite con cuidado, de esta forma evitamos que nos salpique el aceite.
  • Cocinamos a fuego medio, la temperatura del aceite debe estar entre 195 y 200ºC (te recomendamos comprar un termómetro de cocina que te resultará muy útil), para conseguir unos churros dorados por fuera y cocidos por dentro.
  • Una vez fritos retiramos a una bandeja con papel de cocina para absorber el exceso de aceite.

Cómo servir y acompañar los churros

Siguiendo esta receta conseguirás unos churros nada grasientos y muy crujientes.

La forma más sencilla es servir los churros calientes, que es cuando conservan todas sus propiedades de sabor y digestibilidad, y espolvoreados con azúcar, aunque también puedes añadirle algo de canela que les dará un toque especial. Por supuesto para acompañarlos lo suyo es un buen chocolate a la taza, o, en su defecto, un buen vaso de cacao.

Consejos para hacer churros caseros

Diferencias entre churros y porras

Puede que tengas dudas sobre la diferencia que existe entre churros y porras, aunque porras solo se llaman en Madrid y el norte de España. En Andalucía y otros lugares de España se llaman churros a las dos versiones.  Por diferenciarlos, los churros suelen ser más finos, se preparan con boquilla rizada, y a veces con forma de lazo, mientras que las porras se preparan en forma de rueda o espiral que luego se corta con unas tijeras. Además las porras son más gruesas y su masa está más aireada que la de los churros que es más compacta.

La única diferencia no obstante entre la masa de los churros y porras es que la masa de las porras lleva bicarbonato y hay que dejarla reposar unos 10 minutos antes de freír. Por otro lado los churros se preparan con boquilla rizada y las porras o churros de rueda se hacen con manga redonda.

La temperatura del aceite

El aceite debe estar entre 195 y 200ºC (te recomendamos comprar un termómetro de cocina que te resultará muy útil para ésta y otras recetas), para conseguir unos churros dorados por fuera y cocidos por dentro.

En cuanto al tipo de aceite lo mejor es utilizar o bien aceite de girasol o bien un aceite de oliva suave especial para freír y que no les pase demasiado sabor a la fritura.

¿Qué utensilio es mejor para hacer churros?

Aunque se puede utilizar una manga pastelera la operación para introducir la masa en la manga es más complicada, y además en caso de quedar alguna burbuja corremos el riesgo de que salga la masa mal y al caer nos quememos con el aceite. Por eso te recomendamos que si te quieres introducir en el arte de hacer churros caseros, compres una churrera de este tipo, que además puedes utilizarla también para decorar tartas o pasteles, o para preparar galletas y pastas de té.

El cuerpo, las boquillas y discos son de acero inoxidable, mientras que el mecanismo es de plástico alimentario de gran dureza. Esta máquina nos gusta especialmente porque además del émbolo para empujar la masa, dispone de un sistema de cremallera que nos dosifica y raciona la cantidad de masa que va saliendo. Así los churros o pastas que hagamos nos saldrán todos iguales.

Cómo evitar que salte aceite al freír los churros

La masa debe estar espesa, y que esté muy bien mezclada y no haya restos de agua para que no salten al freírlos. Además compacta bien la masa dentro de la manga pastelera o churrera para que no queden burbujas de aire dentro. De esta forma evitarás que los churros salten cuando los frías.

Cómo hacer churros sin aceite

Si no te gustan las frituras pero adoras los churros puedes optar por comprar una especie de plancha diseñada especialmente para hacer churros . Funciona como las planchas para hacer gofres pero los huecos están pensados para que salgan unos churros perfectos.

¿Se pueden congelar los churros?

La masa que te haya sobrado se puede guardar bien tapada de un día para otro. Además los churros se pueden congelar con la masa cruda antes de freírlos. Para ello los colocamos en una bandeja, dejándolos separados para que no se peguen entre sí. Cuando los churros ya estén duros podemos quitarlos de la bandeja y meterlos en una bolsa. La ventaja es que no es necesario descongelarlos, igual que ocurre con las croquetas, tan solo tienes que ponerlos con el aceite en la temperatura que te indicamos antes, y sacar cuando estén dorados.

Vía: https://www.pequerecetas.com/

No hay comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí