18-06-24 |

Estos son los secretos para cebar un buen mate

Detrás de un buen cebador de mate existen algunos secretos, no sólo se trata de llenar un recipiente con yerba, agregarle agua y listo. Este ritual de cebar un mate tiene sus mañas y en esta nota te vamos a contar las más importantes.

Siempre que cambia el tiempo acudimos a un inseparable amigo: el mate. La compañía perfecta para todo momento, ya sea dulce o amargo, solo o degustando algunas especialidades como ser pan casero, criollitos, biscochos de grasa o torta frita.

El mate no solo es una experiencia sensorial al gusto, sino que es una infusión que se comparte con amistades, familia. Siempre hay algo para aprender de esta infusión que pisa tan fuerte en la cultura de Argentina y de los países vecinos que lo hicieron una religión.

La realidad de todo esto, es que por más que detallemos características y cualidades de un mate perfecto, todo depende del gusto de cada quien, nada está escrito a la perfección, existen infinitas opciones y combinaciones posibles, desde el tipo de yerba que vayamos a utilizar, el recipiente, la bombilla y los agregados que nunca faltan.

Dependiendo del momento en el que vayamos a compartir un mate, existen algunas reglas y técnicas a seguir, para lograr cebar un digno mate, es toda una ceremonia y tal acción merece dedicación de tiempo y espacio. Lo importante es que el resultado final sea satisfactorio.

Uno de los pasos primordiales para lograr un mate digno es sin lugar a dudas la calidad de la yerba, una buena yerba es el resultado de un buen mate, más allá del material del recipiente y la manera en que lo cebemos. La yerba tiene que ser equilibrada entre los palos y el polvo, tener un buen aroma y al paladar provocar placer. Normalmente las yerbas cuando más seca están y bien estacionadas son las mejores.

Puedes leer: Mitos y verdades sobre el mate

Después de seleccionar una yerba adecuada para la infusión, existe otro dilema «mate amargo o dulce», eso ya es muy personal y en gustos, nadie puede discutirlos, es relativo a cada uno. Si es cierto que en caso de optar por el mate dulce, el dulzor que le infundamos tiene que ser equilibrado, para que este no empañe o supere el sabor natural de la yerba. Si nos decidimos por el mate amargo, ahí quedará al desnudo la calidad de la yerba, si es amarga, acida o tiene un sabor equilibrado.

Como opción, sobre la yerba se suelen agregar los famosos yuyos, aunque muchos no los prefieren. Pero a pesar de que muchos prefieren el mate tradicional y sin alteraciones en el sabor, la mayoría emplea yuyitos tradicionales, como ser la menta, la peperina, el burrito o el cedrón. Después están los que o saborizan con cascara de cítricos secas, como ser naranja, pomelo o limón. Después están los experimentales, aquellos que agregan algunas gotas de limón, o una rodaja de jengibre o una cucharada de miel., eso ya depende del gusto personal, y que estén de acuerdos aquellos que participan de la ronda de mate, en caso de ser una cebada grupal.

Puedes leer: Ideal para el calor: mate de pomelo

Cómo preparar un buen mate

Para preparar un buen mate y que este sea exitoso entre quienes van a cebar y consumir, hay que centrarse en un punto importante y es «aprovechar al máximo su sabor». Para comenzar con el ritual de la preparación, primero que nada seleccionamos el mate, una vez que tenemos el recipiente en nuestras manos lo vamos a cargar la 4ta parte de yerba. Una vez depositada la yerba, tapamos la boca del mate con la palma de la mano, darlo vuelta boca abajo y agitarlo enérgicamente. Esto sirve para que el polvillo quede en la superficie y no en la base, de esta manera evitamos que se tape la bombilla o el polvillo llegue a nuestra boca.

Cuando volvemos a la posición inicial, dejando un pequeño canal o pared, en donde colocaremos el agua tibia (40º)”. Lo recomendable es no utilizar agua hirviendo o muy caliente, es fundamental prestar atención a la temperatura del agua, para evitar que la yerba se queme.

Seguimos los pasos, ahora colocando la bombilla en el canal que dejamos a un costado de la yerba depositada en el mate, que con movimientos cuidadosos vamos a lograr que la bombilla llegue bien al fondo. Luego cebamos con el agua del termo o la pava, a un costado de la bombilla, bajo la pared de yerba, para que esta se vaya desmoronando de a poco a medidas que cebamos, de esta manera la yerba tendrá mayor duración y el mate no se lavara rápidamente. Lo ideal es no mojar toda la yerba de golpe, si no de a poco. Otro detalle a tener en cuenta es no remover con la bombilla, esta no tiene que sacarse en ningún momento, si no lograrás que se tape.

Seguir leyendo: Cómo colocar correctamente la bombilla en el mate?

Con información de: https://www.recepedia.com/

Deja un comentario

Compartir:

Popular