22-04-24 |

Cómo hacer crecer aloe vera en una maceta

Tener una planta de aloe vera en casa es fundamental, teniendo en cuenta los múltiples beneficios que de por si esta aporta. Llegó el momento de que puedas plantar la tuya en maceta.

El aloe vera es una planta relativamente fácil de cuidar. Para que crezca bien necesita un sustrato que favorezca a un buen drenado del agua, mucha luz y riegos regulares, sin excesos de humedad, para evitar la pudrición de la planta.

Esta planta posee muchas propiedades, componentes y beneficios para el organismo, ya sea para uso estético o bien farmacéutico. Tener siempre a mano una planta de aloe vera es algo clave.

El uso del aloe vera es muy empleado en dolencias y problemas de la piel: quemaduras, lastimaduras, ronchas, paspaduras, acné, manchas. Si lo consumimos, es un excelente regulador del tránsito intestinal, ideal para aliviar y contrarrestar el estreñimiento. El gel que se encuentra en sus carnosas hojas es muy empleado para elaborar cremas, jabones y shampoo.

En la nota que elaboramos especialmente para vos, te vamos a enseñar como plantar y mantener un ejemplar de aloe en una maceta. Si cuentas con poco espacio en el patio o jardín, siempre hay un plan B.

Nota que podes leer: Tips para cultivar pimientos en macetas

¿Qué necesito para hacer crecer el aloe vera en casa?

Primero que nada tendremos que conseguir un plantín de aloe, ya sea un esqueje, un pequeño ejemplar, el queremos cultivar, al mismo tiempo no se deben perder de vista otros aspectos relevantes y que serán fundamentales para poder realizar un buen sembrado y posterior cuidado de la planta.

Materiales que vamos a necesitar

  • Una maceta hecha en barro o plástico duro.
  • Grava (pequeñas piedras) para el sistema de drenaje.
  • Tierra negra, humus, sustrato o compost orgánico.
  • Esqueje de aloe vera (de la variedad escogida anteriormente).

Te puede interesar: En qué momento debo regar el aloe vera

Cómo plantar aloe vera en una maceta

Para iniciar con el proceso de plantar un aloe vera en maceta, primero que nada tendremos que tener el macetón, si es de barro, mucho mejor, ya que este material facilita mucho más el correcto drenaje. Si tienes maceta de plástico duro, también puedes utilizarla, solo que tendrás que tratar de que esta tenga buenos orificios en la parte inferior, para asegurarte que contará con un buen drenado del agua tras el riego.

Con cuidado y paciencia tendrás que llenar la maceta: primero has una fina capa con las piedras de (grava) como base, en la parte inferior de la maceta. Luego agrega la tierra negra, un poco de humo o sustrato y una capa leve de compost orgánico.

Un vez que tengamos el contenido de tierra listo, realiza un hueco en el centro, puedes utilizar una pequeña pala de mano o un cucharín, y deposita con cuidado el ejemplar de aloe vera. Con la raíz o base hacia abajo, trata de introducirlo unos 6 y 8 centímetros bajo la tierra, con las hojas hacia el exterior.

Luego que lo hayas plantado, tendrás que elegir una zona del jardín o patio, balcón, donde vayas a tenerlo, pero con luz, tratando que durante el día reciba los rayos del sol. Si eliges un lugar húmedo, mucho mejor.

El riego tendrás que ser moderado, no abusivo, ya que esta planta está compuesta un 95% de agua en su interior, y una saturación de tierra o exceso de líquido puede echar a perder la planta. Lo ideal es mantener la tierra entre seca y semi húmeda. Lo ideal es un riego cada 10 días, dependiendo de la temperatura ambiente de tu región. Cuanto más calor, el riego tendrá que ser algo más frecuente.

Nunca riegues el aloe vera vertiendo agua sobre sus hojas, siempre en la tierra, alrededor de la planta, buscando humedecer la superficie, ya que el agua que filtra en la tierra es la que llega a la raíz.

Bueno, esperamos que tengas éxito plantando tu ejemplar de aloe vera, será hasta la próxima entrada.

Con información de:https://www.hogarmania.com/

Deja un comentario

Compartir:

Popular