viernes, enero 28, 2022

Cómo hacer falafel de garbanzo: receta fácil y deliciosa

Receta de Falafel auténtica y original. El Falafel es una de las recetas más populares del Medio Oriente. ¿Te animarías a prepararlo en casa?

A estas alturas seguro que ya has probado el falafel, o al menos te suena el nombre. Son una especie de albóndigas o minihamburguesas de garbanzos con especias que normalmente se fríen y se toman solas, con ensalada o para preparar kebabs veganos y/o vegetarianos.

El falafel es una mezcla triturada de garbanzos hidratados en agua con cebolla, ajo y diferentes hierbas y especias. Esta masa se bolea, se fríe en abundante aceite y se sirve, generalmente, con pan de pita y salsa de yogur. Es una receta perfecta para veganos, vegetarianos y celiacos (ojo con la levadura química), importada de Oriente Medio, muy nutritiva, saludable y sabrosa.

En su elaboración es necesario usar garbanzos secos hidratados, no vale utilizar garbanzos cocidos. Es importante acordarse de ponerlos en remojo 24 horas antes y escurrirlos y secarlos bien en el momento de preparar la receta. Esta es la única ciencia que tiene hacer falafel casero, el resto es cosa de coser, cantar y, por supuesto, disfrutar. Una receta fácil y deliciosa.

Ingredientes

Para 25 unidades

  • Garbanzos (hidratar 24 horas)300 g
  • Cebolla (pelada)120 g
  • Diente de ajo (pelado)1
  • Cilantro fresco manojo1
  • Perejil fresco manojo1
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra molida pizca
  • Harina de garbanzo100 g
  • Levadura químicag
  • Comino molido10 g
  • Aceite de girasol para freír

Cómo hacer falafel casero

Dificultad: Fácil

  • Tiempo total30 m
  • Elaboración15 m
  • Cocción15 m
  • Reposo30 m

Ponemos los garbanzos en remojo 24 horas antes de realizar la receta. Transcurrido este tiempo los escurrimos y secamos bien para que no queden restos de agua. Introducimos los garbanzos hidratados en el vaso de un robot de cocina o una batidora potente junto con el diente de ajo, la cebolla, las hojas de cilantro y de perejil y el comino molido. Trituramos.

A continuación añadimos la harina de garbanzos, reservando un par de cucharadas para cubrir la base de una fuente, la levadura química y salpimentamos al gusto. Trituramos de nuevo hasta obtener una mezcla homogénea. Dejamos reposar la masa, en la nevera, durante 30 minutos.

Formamos pequeñas bolitas del tamaño de una nuez y las colocamos en la fuente con la harina de garbanzos al tiempo que rebozamos ligeramente. Calentamos abundante aceite en una sartén y freímos, a fuego medio-alto, volteando para que se doren por igual por ambos lados. Retiramos a un plato con papel absorbente y dejamos escurrir un par de minutos antes de servir.

Vía: https://www.directoalpaladar.com/

Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

Fungicida casero con bicarbonato

Los hongos son uno de los problemas más habituales que pueden afectar tanto a plantas como a personas. Aunque hoy en día existen gran...

Cómo hacer un buen asado al horno

Aprende a preparar Asado al horno argentino con esta rica y fácil receta.  A la parrilla o al horno, un asado no se parece en nada a...

Limón con agua de aloe vera

El aloe vera y el limón tienen propiedades depurativas naturales que ayudan al organismo a eliminar los residuos y toxinas. Al ingerir limón y...

Vinagre, en la huerta y el jardín

Ya sabemos que es un herbicida 100% natural, pero hay más. Te dejamos 15 usos del vinagre para tu huerta y jardín. El nombre vinagre...