El sector Inmobiliario Rural sigue cayendo en picada

La Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR) publica una vez más el Índice de Actividad del Mercado Inmobiliario Rural (InCAIR), en la que se destaca por 5ta vez consecutiva una caída en el sector.

Desde la entidad señalaron que la cifra alcanzada en el primer mes del año (20,04 puntos) también exhibió una “leve caída” con relación a diciembre de 2021, aunque reconocieron que “es esperable dado el histórico bache estacional de la época”.

De todas maneras, la baja exhibida en el arranque de 2022 refleja la compleja situación que atraviesa el mercado inmobiliario rural, de discreta actividad durante todo el año pasado. “Hubo inconvenientes generados por decisiones políticas y económicas que continúan afectando la operatoria y el ánimo inversor”, advirtió la CAIR.

Al escenario descripto, hay que sumarle el impacto de la sequía que ha generado importantes daños en muchas regiones productivas del país. “La situación climática obligó a numerosos productores a reconsiderar sus proyectos de inversión”, indicaron los empresarios del sector inmobiliario

También podes leer: Advierten que en 2022 el inmobiliario rural aumentaría hasta un 35 %

La Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR) publicó el Índice de Actividad del Mercado Inmobiliario Rural (InCAIR).

Este índice refleja la actividad del mercado inmobiliario rural en todo el país. La base del InCAIR es de 97,5 puntos, que corresponde en forma histórica a su pico máximo registrado en septiembre del año 2011.

El InCAIR de febrero 2022 fue de 19,76 puntos, similar al mes anterior.

El informe, indicó que en Febrero hubo un 31% menos de actividad que el promedio de otros años, lo que claramente «es un indicador de la compleja situación económica de la Argentina».

En esta línea se destacó que pese a que el valor de la tierra quedó por detrás del resto de mundo, «la coyuntura local es la que inhibe decisiones de inversión en nuestro país».

Nota que te puede interesar: Otra caída en la actividad del mercado inmobiliario rural

En este contexto, el mercado de tierras, sigue siendo de requerimientos muy puntuales y oportunidades de precio, con grandes diferencias entre inversor y propietario, explicó CAIR.