24-05-24 |

Gomosis: ¿Qué es y cómo tratar el problema?

Los árboles son muy vulnerables a contraer enfermedades y plagas, afectando a su corteza, tronco y ramaje en general. Sobre todo los árboles frutales. En esta oportunidad te hablaremos de la gomosis, qué es y cómo tratarla.

Durante las estaciones del año es muy típico la presencia de patógenos y plagas en la huerta y el jardín, todo esto a causa de factores climáticos ambientales externos, como ser la humedad, la temperara, sobre todo en primavera y el verano, cuando las lluvias regresan con más frecuencia y distintos tipos de hongos comienzan a tener protagonismo.

Cuando la humedad ambiente es elevada, el ambiente cálido y el efecto del viento promueven a la proliferación de hongos afectan a muchos árboles, adhiriéndose a la corteza y tronco a modo de gel meloso, gomoso y pegajoso, que suele tomar aspecto como a la misma mielo una gelatina. Este hongo con una tonalidad ámbar se lo conoce como gomosis.

En la imagen inferior podemos apreciar la gomosis adheridas a la corteza de una rama de duraznero.

Seguir leyendo: El abono de limoneros y naranjos enfermos

¿Cuáles son los síntomas en el árbol infectado por gomosis?

Los síntomas de la gomosis son los siguientes: Secreción de la goma de ramas y/o tronco. Esto deriva a la muerte de las ramas afectadas por deshidratación, debido que el sustento de la gomosis es el líquido vital que circula por las extremidades del ejemplar. Este hongo es muy frecuente en frutales como el ciruelo, el peral, el duraznero y el manzano.

Cuando las ramas son afectadas por este patógeno, las hojas adquieren un tono verde claro con el nervio amarillento. Las floraciones no prosperan o se producen de forma tardía. Otro gran impacto que esto produce en árboles frutales, es que los frutos no se desarrollan (se quedan pequeños y caen).

Te puede interesar: Fungicida casero a base de leche de vaca contra hongos

¿Cuáles son otras causas de la gomosis?

Para indagar en el origen de esta problemática, lo más común es la poda mal hecha y fuera de estación, donde también se haya utilizado herramientas que no se han desinfectado antes de usarlas. A pesar de que están fuera del alcance de nuestra vista, los virus, bacterias y los hongos pueden adherirse a las herramientas que utilicemos; por lo que es recomendable siempre del uso, limpiar las herramientas de jardinería.

Pero aparte de la poda que se realice a destiempo, tampoco se puede descartar que la propia planta esté débil. A menudo, si no se trata a tiempo, una plaga puede convertirse en un gran problema más grave al combinarse con hongos.

Y mencionando otros factores naturales de ambiente, los periodos de lluvia y humedad, en combinación con temperaturas cálidas, son en gran parte responsable de la aparición de la gomosis en árboles, sobre todo en ejemplares añejos. El patógeno responsable de producir la gomosis es afín a la humedad.

¿Cómo se trata el problema de la gomosis?

Para erradicar este hongo de la corteza o ramas del árbol, tienes que tomar un cuchillo o herramienta similar que tenga buen filo. Antes de utilizarlo procede desinféctalo. Una vez que realices ese paso de limpieza del elemento que vas a utilizar, retira con cuidado la zona de savia oscura convertida en goma o gelatina endurecida. Después, aplica pasta cicatrizante en la zona afectada, y repite este mismo proceso cada dos semanas, hasta que el árbol deje de producir las secreciones gomosas y los síntomas se detengan.

Te puede interesar: De esta manera se puede acabar con las malas hierbas sin herbicidas

Con información de: https://www.ecologiaverde.com/

Deja un comentario

Compartir:

Popular