La huerta: ¿Qué podemos sembrar en abril?

El comienzo del otoño es uno de los momentos de mayor cantidad de trabajo en la huerta familiar. 

Esta estación es ideal para fortalecer el suelo y realizar algunas podas, además de sembrar los cultivos de invierno. Cinco prácticas recomendadas por técnicos del INTA, claves para producir hortalizas sanas y frescas todo el año.

Consumir frutas, hortalizas y aromáticas cultivadas en los hogares mejora los hábitos alimenticios, reduce el estrés, promueve la integración con la naturaleza y restablece la biodiversidad. En este sentido, cada vez son más los consumidores que se animan a tener su propia huerta para autoconsumo y hasta para comercializar los excedentes.

Termina el verano y bajan las temperaturas. ¿Abandonamos la huerta hasta la primavera o aprovechamos el otoño para fortalecerla? . Especialistas aseguran que es un buen momento para rediseñarla y comparten cinco secretos para producir hortalizas sanas y frescas todo el año.

También podes leer: Una red de nutrición biológica para el otoño 2022

Estamos largando la temporada de otoño e invierno. Hay que terminar de cosechar lo que haya quedado del verano, como tomate o calabaza, por ejemplo y seleccionar para semilla.

Teniendo en cuenta que aún abril puede conservar días cálidos, se pueden preparar plantines de crucíferas como repollo, brócoli, coliflor y kale, así como lechuga y acelga. También  se puede trabajar la tierra para empezar a colocar las plantas de siembra directa como habas o arvejas (es ideal con temperaturas más bajas), lechuga, acelga y remolacha. Hay que aprovechar los últimos días de calor para empujar el crecimiento de las plantas.

«No se deberían sembrar verduras que necesitan mucho frío como la espinaca. Habría que esperar a mayo», agregó Pescio.

Paralelamente, para la preparación de la tierra se puede usar el material acumulado en la abonera durante el verano, vaciarla y empezar a acumular los residuos que se generan en otoño e invierno. 

También podes leer: Rediseñar y fortalecer la huerta para la temporada de otoño

«Cuando se trabaja el suelo, se debe tener en cuenta que no se debe dejar la tierra descubierta, sino cubrirla con un mantillo de hojas que caen de los árboles, por ejemplo», recomendó el técnico del INTA.