19-05-24 |

¿Qué podemos hacer con las hojas secas que caen en otoño?

Cuando llega el otoño, las hojas pierden su coloración y caen, el suelo de plazas, veredas, peatonales, se tiñen de amarillo, naranja y marrón. ¿Muy lindo, verdad?, pero también el acumulamiento de estas puede traer algunos inconvenientes.

Normalmente las hojas que caen en otoño suelen pintar el paisaje, se amontonan y crean colchones marrones crujientes. Muchos la barren, los niños juegan con los montones, o la utilizan para hacer manualidades en sus cuadernos de clases.

El amontonamiento de las hojas en veredas, calles, en algunas ocasiones se vuelve un inconveniente en varios aspectos. Entonces, ¿las recogemos? ¿qué hacemos con ellas? ¿a dónde van a parar?

Inconvenientes de las hojas secas

Si tenemos que hablar de lo negativo, vamos a hablar de lo que provoca la acumulación de hojas secas en calles y veredas, ya que estas puede ser peligrosa cuando se complementan con las lluvias del otoño, convirtiendo el suelo que pisamos en pistas de patinaje, tornándolo muy resbaloso. Sumado a esto, cuando se amontonan en algunos lugares, pueden obstruir la red de alcantarillado, bocas de tormentas, desagües, cloacas o cañerías fluviales, provocando colapsos a causa del mal drenado del agua de la lluvia, por ende, las calles se pueden inundar, incluso, nuestros hogares.

La acumulación de hojas en jardines o patio, también pueden resultar perjudiciales para otras especies vegetales en tierra. La falta de luz, aire y agua puede asfixiar el manto de césped favoreciendo la aparición de hongos y otros insectos que terminarán por invadir nuestros espacios de huerta o plantas del jardín. Las hojas caídas sobre brotes tiernos, hierba, plantas de hoja perenne y césped, pueden provocar la pudrición de estas, como reacción a las hojas húmedas. La falta de luz provoca feas manchas marrones en el césped.

Puedes leer: Variedades de vegetales para sembrar en temporada fría otoño-invierno

Para evitar inconvenientes a causa de la acumulación de hojas secas en espacios públicos o en nuestra misma casa, lo recomendable es apilar con cuidado las hojas, puede ser utilizando un rastrillo de jardín y cubrirlas con algo de tierra para que el viento no las disperse y acelerar así el proceso de descomposición.

Realizando estos pasos, se puede conseguir la rápida formación de humus fresco y rico que ayudará al suelo donde tengamos nuestras plantas a florecer en toda su gloria la próxima primavera. Las hojas de rápida descomposición de arbustos florales y plantas frutales son perfectas para este procedimiento, que se conoce como compostaje en tierra.

También se suelen realizar huecos en el patio de tierra o el jardín, y enterrar las hojas secas. Estas, con el pasar del tiempo, conjunto con la humedad proporcionadas por las lluvias, el rocío y el riego, sirven como fertilizante para la tierra, donde podrán sembrar o plantar vegetales, hortalizas, legumbres, etc.

También podemos utilizar la cobertura de hojas sobre las plantas, estas actúan como un colchón de nutrientes, además las mantiene calientes y aisladas, protegiéndolas de las frías temperaturas. Pero nunca te olvides de eliminar las hojas restantes en primavera para permitir a las plantas acceder a suficiente oxígeno fresco y a la luz solar.

Como hemos visto, las hojas de otoño no son solo basura molesta que debamos eliminar de nuestros jardines. De hecho, son todo lo contrario: con los consejos y trucos adecuados, podrás ahorrar mucho dinero en humus y fertilizante, y estos residuos naturales te van a ayudar a mantener la huerta y el jardín en óptimas condiciones para la temporada que se viene.

Seguir leyendo: Los beneficios del estiércol animal en el jardín y la huerta

Con información de: https://fiasa.com.ar/

Deja un comentario

Compartir:

Popular