Los molineros deciden

La Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM) rechazó, a través de un comunicado, la iniciativa del fideicomiso. ¿Cómo sigue la situación en cuanto a la harina y el pan?.

Hace poco más de un mes, el Gobierno argentino acordó con molinos de harina y productores de alimentos la creación de un fideicomiso de trigo para evitar alzas en los precios domésticos de comida, en momentos en que el valor internacional del cereal está en su pico más alto en 14 años tras la invasión rusa de Ucrania.

El fideicomiso tendría vigencia hasta el 31 de enero del 2024 y busca concentrarse en los precios de venta doméstica de harina de trigo y de fideos secos. Es decir, no está contemplado el precio de la bolsa de harina, que es lo que viene despertando reclamos por parte de los fabricantes de alimentos.

El presidente de la FAIM -una de las entidades que participan del acuerdo- indicó que su sector “prefiere la libertad de mercado y fijar el precio de la materia prima en relación a la oferta y la demanda, pero hoy entendemos que -a raíz de la exponencial suba del precio del trigo a nivel internacional en las últimas 96 horas- existe la necesidad de Ministerio de Desarrollo Productivo de asegurar un precio de góndola estable para todo el año”.

La molienda anual de trigo pan y candeal en nuestro país ha estado siempre –en los últimos 10 años- por encima de las 5,3 millones de toneladas de trigo. En los datos nacionales de molienda estamos computando la suma de la molienda de trigo pan y trigo candeal. El primero es el que se muele para obtener harina de trigo que se utiliza en la panificación. En tanto que el trigo candeal se muele para fabricar fideos, ya que, a diferencia de los elaborados con harina de trigo para pan, éstos tienen la característica de ‘no pegarse’.

El trigo para fideos (candeal) es una especie relacionada filogenéticamente al trigo para pan. Por lo general, se lo cultiva en ambientes marginales, donde el estrés hídrico y la pérdida de humedad por una elevada demanda atmosférica por temperatura y viento constituyen el contexto ambiental donde crece y se desarrolla. Los rendimientos en el candeal se encuentran por debajo de los que se logran con el trigo para pan.

Puedes leer: El gobierno fijó el precio de referencia para la harina de trigo

La decisión de los molineros en seguir o no al Gobierno

El Gobierno desató la guerra contra la inflación y creó el fideicomiso de trigo para desacoplar el precio del pan. Esta medida no fue bien vista por la industria molinera que salió a rechazar la medida y el tema se metió en la agenda de A Todo Trigo 2022.

Sin embargo, dentro de la industria las miradas no son homogéneas. Hay empresas que se ven tentadas de participar en esta propuesta.

Postura de molineros frente al fideicomiso

La Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM) rechazó, a través de un comunicado, la iniciativa del fideicomiso. En este sentido, el presidente de la federación, Diego Cifarelli, comentó a Agrofy News: “Queríamos ratificar la posición institucional, pero de alguna manera ratificar la posición y también liberar a las empresas».

De esta manera, la entidad que agrupa a la industria dejó abierto el juego para que cada actor decida si entrar o no al fideicomiso. El principal argumento de FAIM es que no están seguro de que el precio del desacople llegue a todos los consumidores y que el subsidio se pague en tiempo y forma.

“La mayoría de las empresas tienen la postura de FAIM, pero tenemos que respaldar al que entra y al que no”, apuntó Cifarelli . Además, destacó que hay empresas que en su esencia creen que tienen que participar.

Seguir leyendo: La guerra golpea al trigo: el kilo de pan llega a los $300

En el mismo sentido, una fuente cercana a la industria señaló: «Hay empresas que dicen ´vamos a entrar porque tengo 500 productos en precios cuidados y no tengo muchas más opciones´”. De esta manera, aquellas empresas que tienen un gran abanico de negocios ven otros puntos dentro del fideicomiso.

“Creen que es un momento donde el modelo que plantea el Gobierno puede llegar a ser útil”, añadió Cifarelli sobre aquellas empresas que tienen decido ingresar al fideicomiso. Al mismo tiempo, destacó que son la menos dentro del esquema de representación.

“Si las más grandes deciden ingresar, probablemente las demás empresas tengan que hacerlo por una cuestión de mercado”, sostuvo una fuente que conoce el mercado de la industria molinera. De esta manera, para Feletti es más fácil convencer a unas pocas que a toda la cadena.

El comunicado hace mención a “supuestos” beneficios para un solo molino (muchos apuntan a Molino Cañuelas). En este sentido, Cifarelli salió a aclarar y comentó que es mentira porque son más de 80 molinos que se ven alcanzados por el anexo de la resolución.

El apartado señala que se otorgará el porcentaje de acuerdo a la calidad de la harina. “Parece que esas harinas las hiciera únicamente un molino, pero no es así. No hay un beneficiario, si hay son más de 80”, manifestó.

No hay comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí