Pancitos saborizados con trocitos de salame en 7 pasos muy sencillos

Ideales para cualquier momento del día, para acompañar el café, unos mates o simplemente un suculento plato de comida. Panes con trocitos de salame.

Siempre hay un momento del día en que nos tentamos de algo rico, ya sea para picotear, o para acompañar el mate o café. Lo tradicional para estas ocasiones son las facturas, pan casero o los tradicionales criollitos, pero ¿qué te parece si probamos con algo distinto?.

En esta oportunidad vamos a elaborar de manera fácil unos pancitos con trocitos de salame. Si, suena tentador, y seguro que se nos viene a la mente la famosa chipá, pero no, son distintos, de mayor tamaño y que hoy mismo pueden estar en tu mesa, si te animas a elaborarlos. Vamos a la receta.

A continuación te vamos a dejar el listado de ingredientes, que seguramente tienes ahí en casa, ya que son parte de lo más habitual en el alacena.

Te puede interesar: Fritos de pera con canela 

Ingredientes necesarios

  1. 1 kilo harina 0000 o 000
  2. 1 cd sopera de sal
  3. 2 cd levadura seca instantánea o un cubo de la fresca
  4. 500 ml agua tibia (o 350ml de agua + 150 de aceite)
  5. Salame cortado bien chiquito

Pasos

1- Buscamos un bol amplio, en el que vamos a colocar la harina, formando la famosa corona, con el agujero en el centro. En el borde de la corona agregamos la sal, en el centro ponemos la levadura, el aceite y agregamos el agua de a poco.

2-Mientras vamos combinando los ingredientes, vamos agregando agua, todo lo que sea necesario hasta ir logrando la masa. Tenemos que intentar conseguir una masa lisa, suave, sin grumos.

3- Una vez la masa lista, tras varios amasados a mano y con el palo de amasar, colocamos en el bol, tapamos con un repasador de cocina, o con un films, y dejamos reposar por algunas horas, para activar el leudado.

4- Una vez la masa leudada, espolvoreamos con harina la mesada donde trabajaremos. Extendemos la masa formando un rectángulo. Te recomendamos no desgasificar la masa, o sea, pincharla.

5- Una vez la masa extendida, agregamos por encima los trocitos de salame. Volvemos a envolverla y amasamos nuevamente por 5 minutos, para que se combine muy bien la masa con el salame. Dejamos reposar por 30 minutos más.

6- Volvemos a enharinar la mesada y colocamos la masa. Cortamos pequeños pedacitos de masa y logramos un bollito pequeño (menor al tamaño de una pelota de golf), o dependiendo del tamaño que desees los pancitos. Eso ya depende de cada gusto.

7- Una vez realizados los bollitos, colocamos en una bandeja par horno con una leve base de aceite. Dejamos reposar por unos minutos. Si deseas puedes pincelar los bollitos con huevo. Precalentamos el horno a unos 160-170 grados y colocamos la bandeja. Hornear por 10 minutos, controlando que solo se doren. ¡Listo!

Seguir leyendo: Receta ultra sencilla de galletitas de maicena