InicioAgriculturaQué necesitás para cultivar una planta

Qué necesitás para cultivar una planta

El momento adecuado para plantar depende de la resistencia de cada hortaliza y del clima de cada lugar. Algunas hortalizas resisten heladas y otras rinden más en climas cálidos.

Las plantas son seres vivos cuyo desarrollo se ve favorecido o afectado por el medio ambiente, con lo anterior nos referimos a que cualquier cambio climático o modificación en el medio disminuye o aumenta su desarrollo como el crecimiento, a partir de estos cambios variados se detecto que la temperatura, suelo, iluminación, agua, especie y nutrientes influyen en las plantas para tener cultivos de buena o mala calidad.

Si te acabas de introducir en el mundo de la jardinería y te gustaría empezar a tener tus propias plantas germinadas, vas a tener que comprar una serie de cosas para que la experiencia sea muy gratificante y que tus vegetales puedan tener un buen desarrollo.

Puedes leer: Aprende a identificar cultivos con piedras

Así pues, veamos qué se necesita para cultivar plantas sanas y fuertes.

Para que una planta pueda crecer correctamente necesita luz, aire, tierra fértil y agua. Sólo con esto, podrás tener en poco tiempo una terraza espléndida, o un huerto que te dará muchos frutos . Teniendo esto en cuenta, lo que tienes que adquirir si no lo tienes ya es lo siguiente:

  • Semillero: puede ser bandejas de semillero, macetas convencionales, pastillas de turba,…
  • Macetas: una vez que las plantas recién germinadas alcancen una altura de unos 5cm, tendrás que pasarlas a macetas individuales para que puedan seguir creciendo.
  • Sustrato: dependiendo de la planta que cultives, puedes necesitar sustrato de cultivo universal o uno más especial como puede ser akadama o pómice.
  • Regadera: es muy importante para regar las plantas. Asegúrate de que lleva incorporada la »alcachofa» (por donde sale el agua).
  • Abonos: el abono es muy necesario para las plantas, excepto para las carnívoras. Durante toda la temporada de crecimiento -primavera y verano- tendrás que abonarlas de vez en cuando para que no les falte de nada. 
  • Insecticidas y fungicidas: en el caso de que tus plantas se pongan enfermas, tendrás que tratarlos con insecticidas y/o fungicidas, dependiendo de si están débiles como consecuencia de plagas, o por una infección de hongos. Estos productos pueden ser sintéticos, o bien naturales, como el Aceite de Neem o el cobre.

Te puede interesar: Lo positivo y lo negativo de las camas de cultivos en la huerta

Una vez tengas todo esto, podrás empezar a cultivar tus plantas.

Para leer
Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí