¿Volverá a incrementarse el área maicera en la siembra 2022/23?

El factor climático y la estrategia en situación de suelo serán determinantes para responder la pregunta que todo productor del sector se efectúa. ¿Lejos de un nuevo récord?.

La evolución que tuvo la productividad del maíz en Argentina en los últimos 20 años en los cuales casi se triplicó, por razones relacionadas con la mejora en la genética de semillas, la siembra directa y los cambios en el manejo del cultivo. El maíz empezó a ser un cultivo versátil: ahora se puede sembrar maíz temprano, tardío, de segunda y maíz para silo, con gran estabilidad de rinde.

La campaña maicera del ciclo agrícola 2021/22, presentó mejoras sustanciales en los márgenes brutos de todos los cultivos, en la presente campaña y con la mirada puesta al 2023, no son tan alentadoras las proyecciones del cultivo en las principales regiones productoras del país. Todo hacía presumir que habría un récord productivo. Sin embargo, el clima jugó una mala pasada en pleno período crítico del maíz de primera y los rendimientos en la zona núcleo, según la Guía Estratégica para el Agro (GEA).

Nota que te puede interesar: El Gobierno anunciaría un desmedido aumento del bioetanol de maíz

Últimos informes y situación actual

«Más área de maíz: 460 mil ha extras compensan y suben la cosecha a pesar de los bajos rindes maiceros», afirma el último informe mensual de la Guía Estratégica para el agro.

Que la siembra era récord en maíz no había dudas, pero el crecimiento se estimaba en un 8% interanual. Sin embargo, nuevos datos y análisis con imágenes satelitales están probando que fue mucho más: Argentina creció un 14% en área implantada respecto al ciclo 2020/21. En los últimos diez años, solo el salto que dio el cultivo del 2015 al 2016 lo superó con un crecimiento interanual del 18%. El trabajo satelital que está realizando GEA en la región núcleo empieza a mostrar resultados preliminares que indican que el crecimiento respecto al ciclo previo fue de un 20% en área y no del 14% como se preveía.

También podes leer: El maíz toca precios récord y la causa es esta…

También el SIBER de la Bolsa de Entre Ríos con su trabajo satelital advierte la misma tasa de crecimiento provincial y lleva el guarismo de maíz a 509.700 ha. Con estos y otros ajustes, la siembra de este año pasa de 7,96 M ha estimados en marzo a 8,42 M ha (incluye las siembras para grano comercial, silaje y las hectáreas pérdidas o pastoreadas), superando por más un millón de ha a su ciclo predecesor. Y para grano comercial, el guarismo actualizado es de 7,2 M ha.

Lamentablemente, el 32% de cosecha sigue mostrando menores valores de rindes de maíces tempranos. Esto y las heladas que han golpeado severamente los cuadros del sur de Córdoba, La Pampa y San Luis bajan el rendimiento nacional de 70,8 a 68,3 qq/ha. Con este nuevo escenario de área sembrada y ajuste de rinde, se estima una producción que pasa de 47,7 a 49,17 M t.

Desde el ciclo 2014/15 el maíz no para de crecer y el ciclo actual marca que por octava vez el cultivo viene sumando hectareaje de forma ininterrumpida. Hace un año atrás no había dudas, la tendencia era clara: el maíz volvía a crecer en área igual que el trigo, y la soja caía en Argentina. Pero este año la precampaña maicera está lejos de mostrar la vitalidad con la que se desenvolvía hace un año y el crecimiento ininterrumpido no se repetiría en la próxima siembra 2022/23.