13-04-24 |

Maneras de para plantar quinoto en maceta

Es ideal para aquellos que buscan tener un árbol en casa si la necesidad de darle demasiado espacio.

El árbol de quinoto, o conocido también como kumquat, se caracteriza por contar con una estética parecida a un arbusto o bonsái, con una fruta muy similar a la naranja.

El quinoto es una pequeña fruta cítrica que puede comerse con su piel y cuenta con un sabor ácido. Su árbol puede plantarse tanto al aire libre como también en el interior. Para cultivarlo se puede comenzar desde las semillas o desde un esqueje de un árbol. Por ello, en esta nota te contamos los pasos que debes seguir para contar con tu árbol de quinotos.

Puedes leer: Cómo hacer crecer aloe vera en una maceta

Plantar desde semillas

1- En una servilleta de papel húmeda, envolver las semillas. Este paso es conveniente hacerlo a principios de la primavera. Tener cuidado para que las semillas no se toquen dentro de la servilleta y quede el mismo espacio entre ellas. Doblar la servilleta para que las semillas queden cubiertas.

Te puede interesar: Tips para cultivar pimientos en macetas

2- Colocar la servilleta con las semillas dentro de una bolsa con cierre hermético. Sacar todo el aire de la bolsa, así las semillas no se secan.

3- Colocar la bolsa en un lugar cálido por una semana. Cabe destacar que estas semillas no necesitan luz solar directa, pero si calor y humedad.

4- En un semillero, sumar tierra, materia orgánica y arena ya que los quinotos necesitan tierra con buen drenaje.

5- Colocar una semilla en cada celda y enterrarla a 1 cm bajo la superficie. Las semillas germinadas deben quedar con sus raíces hacia abajo.

6- Regar la tierra suavemente. Debe estar húmeda pero no llena de agua.

Plantar desde un esqueje de árbol existente

  1. Cortar una rama de 10 cm de un árbol con tres nodos (donde crecen las hojas) durante la primavera. El corte debe ser a 45 grados para evitar que el árbol enferme. Los instrumentos a utilizar deben estar correctamente desinfectados antes de este paso.
  2. Por cinco días, empapar el extremo cortado de la rama con hormona de enraizamiento.
  3. En una maceta, colocar 4 cm de la rama dentro de tierra húmeda y tapar. Nunca dejar que la tierra se seque por completo, siempre debe estar húmeda.
  4. Estas raíces tardarán varias semanas en afianzarse a la tierra, antes de que se pueda mover la planta al aire libre o al sol directo.

Fuente: wikihow.com

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Compartir:

Popular