13-04-24 |

El Akhal-Teke, considerada una joya dentro de las razas equinas

Es considerada la raza equina más bonita que existe en el mundo y nadie se ha atrevido a negarlo, ni siquiera los fanáticos a los caballos lo pondrían en tela de juicio. ¿Qué opinas al respecto?

Es una belleza, entre las numerosas razas de caballos que se pueden encontrar alrededor del mundo, esta es la más destacable, debido a su espectacular pelaje y a su esbelta morfología que lo distingue muy bien del resto, la raza Akhal-Teke, no solo está presente en la gran mayoría de listas de los caballos más bonitos del mundo.

Observando su singular aspecto, con su brillante blancura, el Akhal-Teke es muy llamativo, con la cabeza brotando desde su cuello casi vertical, lo que le da un erguido perfecto, aportándole cierta finura. Otra característica que lo hace especial es que la cabeza es limpia con orejas largas y anchas, ojos grandes, una frente amplia.

Su morfología destaca un pecho pequeño, cuerpo largo y de forma tubular. Un detalle a tener en cuenta, en caballos menos desarrollados, el dorso y el lomo pueden resultar débiles aunque los cuartos traseros parezcan escasos y flojos, son fuertes y delgados. La crin y la cola son más bien poca a escasa, una característica que los asemeja a los caballos del desierto. 

Entre las coloraciones más comunes de este equino son el castaño, el pardo , el bayo y el palomino que suelen presentar brillo. También hay tordos y negros. Lo más llamativo de es que el pelaje de estos equinos siempre suele ser muy llamativo, pues refleja los rayos del sol, lo que le ha dado la leyenda de ser un animal místico.

¿Qué actividades realiza el equino?

Entre las actividades que se les suele atribuir se destacan especialmente en las carreras de resistencia y en los concursos completos de equitación, ya que se tratan de caballos adecuados para una gran variedad de disciplinas ecuestres.

Si nos remontamos a la historia, hay mucho más para contar sobre esta raza, ya que en su momento fue la predilecta para soldados y reyes desde Kazakhstan hasta China. Incluso se conoce que Alejandro Magno montaba un predecesor del Akhal-Teke en sus batallas.

En sus orígenes, el Akhal-Teke fue criado como un caballo de carreras, utilizado para correr largas distancias. Ha sido entrenado para la doma, los saltos y el campo a través. Su dureza física lo hace muy apreciado para cruzarse con otras razas menos resistentes.

Los caballos Akhal Teke son ejemplares siempre preparados para correr, con muy poco deterioro físico en la carrera. Por ello son los mejores caballos en competición, donde muestran el gran potencial que llevan en la sangre, aunque no es un caballo muy alto,  su altura es de 150 a 155 centimetros de alzada, esto no le quita que sigue siendo muy ágil en la pista.

Con información de: https://www.yeguasycaballos.com/

Deja un comentario

Compartir:

Popular