24-06-24 |

¿Cómo conservar el gel de aloe vera de manera correcta en el heladera?

El gel de aloe vera es un gran aliado de la belleza, utilizado para la elaboración cosméticos, pero también utilizado como alimento. La gran pregunta es ¿Se puede conservar este gel en la heladera?

El aloe vera es un tipo de planta cuyo uso está cada vez más popularizado. Y es que nos aporta grandes beneficios tanto para la salud interna, como para la salud externa, concretamente, para la piel y el cabello. Existen muchas maneras de usar aloe vera de forma tópica y una de las más comunes es mediante el gel.

La planta de aloe vera es muy popular entre las especies de plantas con propiedades medicinales, y es muy común contar con un ejemplar de aloe en casa, ya sea en cantero o en el patio, sobre todo infaltable si se conoce su reputación.

Una planta de aloe bien desarrollada guarda propiedades sumamente útiles en el interior de sus carnosas hojas, el gel que segrega es de característica gelatinoso, viscoso y espeso, cuando el ejemplar presenta un buen y sano crecimiento.

El gel extraído de la hoja del aloe vera aporta vitaminas, minerales, los aminoácidos, los antioxidantes, las enzimas y las hormonas, que son vitales para la salud de la piel, y si es en su estado natural y puro, muchos más beneficios podrás extraer de el, es por eso la importancia de mantener el gel extraído en optimas condiciones, fresco y bien conservado.

Puedes leer: Cómo preparar un nutritivo jugo de aloe vera

Una planta, diversos usos

Al tener tantos componentes activos, el aloe vera se puede emplear para muchísimos usos, como por ejemplo, su aplicación en la piel puede tratar heridas corporales, herpes y aftas en la boca. También es muy útil para calmar dolores e inflamación en caso de quemaduras, por ser reconstituyen te de las células de la piel y actuar de modo analgésico.

Picaduras, sarpullidos, irritaciones, acné, pelo seco y caspa. Manchas, marcas, envejecimiento, Psoriasis, dermatitis, eczema, entre otros. También se puede consumir con jugos, zumos, licuados, aporta para regular el transito intestinal.

Te puede ingresar: Cómo extraer el gel del áloe vera de forma fácil y correcta

Cómo preparar gel de aloe vera y conservarlo

Lo que se recomienda al momento de extraer el aloe vera, es elegir una planta añeja, al menos de 2 o 3 años de antigüedad, de esta manera contaremos con un gel con propiedades muchos más marcadas, concentradas y útiles para emplear en la salud, ya sea de nuestra piel, o bien de nuestro organismo. También te sugerimos utilizar las hojas inferiores de la planta, las más grandes y carnosas, ya que son las que mayor concentración de gel poseen, con propiedades potentes.

Cómo extraer y preparar el gel

1-Elije la hoja que vas a cortar. Con un cuchillo bien afilado, realiza el corte limpio dejando unos 2 cm al tallo principal.

2- Una vez que secciones la hoja, notarás que despide una sustancia amarillenta, un liquido viscoso que mancha. Para eliminarlo y evitar en contacto con el, cortaras un centímetro de la base de la hoja, y depositarás el resto en un recipiente con agua por unas horas. (Cómo lo muestra la imagen inferior).

3- Pasadas una horas en que hayas sumergido la parte inferior de la hoja, la sacamos del agua, la secamos y quitamos los bordes con espinas. Limpia el cuchillo antes para eliminar los restos de liquido amarillo que haya quedado del primer corte.

4- Toma la hoja y realiza un corte en el centro, a lo largo, logrando que esta quede seccionada por la mitad, a modo de dos plantillas. De esta manera te quedarán las dos mitades, con la respectiva capa de gel expuesta.

5- Llegó el momento de extraer el gel: esto lo harás contando con una cuchara y teniendo a mano un recipiente esterilizado (un frasco de análisis sin utilizar) o bien, un recipiente limpio, con tapa. Con la cuchara comenzarás a raspar de un extremo a otro la zona carnosa, logrando extraer el gel, colocándolo directamente dentro del recipiente, sin necesidad de manipularlo con tus manos. De esta manera lograras obtener un producto limpio, sin posible contaminación que puedas trasmitir.

Conservación del gel

Existen varias maneras de conservar el gel de aloe vera, siempre y cuando lo deposites en un lugar fresco o frío, en un recipiente hermético y limpio.

Si lo vas a conservar en el freezer, lo podes tener en buen estado por muchos meses, para esta formalidad te recomendamos tenerlos en pequeñas dosis, ya sea en pequeños frascos, bolsitas de cristal, o en cubeteras, de esta manera utilizarás lo justo y necesario en el momento del descongelado para aplicar a temperatura ambiente.

Si lo conservas en la heladera, en la zona de enfriado inferior, puedes hacerlo en un frasco esterilizado, y te va a durar unos días (3 a 5 días) al menos, por lo que es importante rever la cantidad de gel a elaborar. Te aconsejamos en pequeñas dosis, o bien, conservar solo la hoja que vas a utilizar de manera puntual en pequeñas mitades.

Si vas a conservar las hoja completa, la puedes colocar en un recipiente ancho con tapa, o envolver la penca en papel films de cocina, para evitar que se contamine con los olores de los alimentos, y a la vez conservará humedad en los tejidos internos, que son lo que mantienen el gel fresco, para asegurarte un producto sano y vital para ser aplicado.

Con información de: https://atipicas.com/

2 COMENTARIOS

Responder a ReyesCancelar respuesta

Compartir:

Popular