Refrescante jugo de aloe vera para el calor

Hoy te vamos a enseñar a preparar una bebida refrescante y muy rica en vitaminas y propiedades. En época de calor, nada mejor que aportar liquido a nuestro organismo, y el aloe vera es un complemento vitamínico muy importante.

 Dentro de las alternativas naturales para refrescarnos y a la vez para aportar nutrientes al organismo existen numerosas recetas que podemos elaborar en casa, con el uso del gel del aloe vera. Si cuentas con una planta en el patio o jardín, o bien si te decidiste por cultivarlo en macetas, es el momento de comenzar a emplearlo.

Este zumo a base del gel del aloe vera se bebe como cualquier otro jugo de frutas, pero con el añadido de todas sus propiedades beneficiosas para nuestra salud de esta planta. El jugo de aloe vera es recomendado por médicos y nutricionistas gracias a su gran aporte de minerales y vitaminas.

En su estado natural, las hojas de aloe vera contienen un gel de textura viscosa y espesa que puede aprovecharse con diversas aplicaciones medicinales. Por otro lado, el gel que se obtiene de la planta es una fuente de vitaminas, enzimas, minerales, azúcares, lignina, saponinas, ácidos salicílicos y aminoácidos.

El jugo que podemos elaborar a base de aloe vera tiene un sabor suave y tolerable que, a menudo, se mezcla con batidos, jugos, pulpas y otros tipos de bebidas. Incluirlo en la dieta es una forma de obtener un extra de nutrientes; además se asocia con algunos beneficios para la salud:

Propiedades y beneficios del aloe vera

  • Tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias
  • Puede ayudar a hidratar el organismo
  • Puede mejorar la salud digestiva
  • Tiene un efecto laxante

Te puede interesar: Cómo preparar agua de aloe vera con jugo de limón

Vaso con aloe vera fresco.

Pasos para preparar el jugo de aloe vera

Cómo extraer y preparar el gel:

Elije la hoja que vas a cortar. Con un cuchillo bien afilado, realiza el corte limpio dejando unos 2 cm al tallo principal.

Una vez que secciones la hoja, notarás que despide una sustancia amarillenta, un líquido viscoso que mancha. Para eliminarlo y evitar en contacto con el, cortaras un centímetro de la base de la hoja, y depositarás el resto en un recipiente con agua por unas horas.

Toma la hoja y realiza un corte en el centro, a lo largo, logrando que esta quede seccionada por la mitad, a modo de dos plantillas. De esta manera te quedarán las dos mitades, con la respectiva capa de gel expuesta.

con una cuchara y teniendo a mano un recipiente esterilizado (un frasco de análisis sin utilizar) o bien, un recipiente limpio, con tapa. Con la cuchara comenzarás a raspar de un extremo a otro la zona carnosa, logrando extraer el gel, colocándolo directamente dentro de la licuadora para elaborar el jugo.

  • Empieza a licuar el gel de aloe vera en una licuadora o batidora.
  • A continuación, agrega a la preparación un poco de zumo de alguna fruta que prefieras, con el fin de dar más sabor. Realiza el licuado hasta obtener una consistencia homogénea. Puedes endulzar con una cucharada de miel o con el mismo jugo de la fruta. Aunque si prefieres también puedes emplear azúcar o edulcorante (unas gotas).
  • Lo ideal es preparar el jugo justo después de haber cortado las hojas. La razón de ello es que las hojas de esta planta se oxidan muy rápido cuando entran en contacto con el aire y pierden las propiedades.

Seguir leyendo: Receta de zumo de manzana y pera, con áloe vera