jueves, octubre 21, 2021

Estas son las diferencias entre jengibre y cúrcuma

Estas dos raíces son consumidas a lo largo y ancho del mundo por sus propiedades medicinales. Hoy en día han ganado mucha fama, pero… ¿qué dice la ciencia de todo esto?

Estas dos raíces son dos de los alimentos más típicos en la conocida como ‘medicina natural‘. Diversas civilizaciones les han atribuido una gran variedad de propiedades medicinales y hoy en día están increíblemente de moda. Forman parte de ‘zumos détox‘ y suplementos alimentarios, son recomendadas por famosos y científicos. Pero nada de esto prueba sus efectos. Por eso, en Alimente nos hemos propuesto averiguar qué dice la ciencia de las propiedades de la cúrcuma y del jengibre.

Gozando de una fama tan espectacular, no son pocos los estudios que se han realizado sobre estos alimentos. Pero vamos por partes:

¿Jengibre y cúrcuma es lo mismo? Ya comentamos hace dos años las propiedades medicinales de la cúrcuma. Hoy es el turno del jengibre. Daremos un repaso a su origen y a las propiedades que lo convierten en un superalimento. Es poco probable que otro alimento pueda tener tantos beneficios como este. Échemosles un vistazo.

¿Vienen del mismo lugar el jengibre y la cúrcuma?

Igual te has preguntado alguna vez qué es esa fina lámina rosada que le echas al sushi. Se trata de una raíz proveniente de los bosques tropicales del subcontinente indio. La cúrcuma también procede de este, en concreto del suroeste de la India. Fue una de las primeras plantas exportadas y llegó a Europa hace dos mil años, aproximadamente. El comercio de especias permitió que los griegos y los romanos disfrutasen de ella. Era muy valorada no solo por su sabor picante sino por sus cualidades nutricionales y medicinales.

¿Jengibre y cúrcuma es lo mismo? Ya comentamos hace dos años las propiedades medicinales de la cúrcuma. Hoy es el turno del jengibre. Daremos un repaso a su origen y a las propiedades que lo convierten en un superalimento. Es poco probable que otro alimento pueda tener tantos beneficios como este. Échemosles un vistazo.

¿Vienen del mismo lugar el jengibre y la cúrcuma?

Igual te has preguntado alguna vez qué es esa fina lámina rosada que le echas al sushi. Se trata de una raíz proveniente de los bosques tropicales del subcontinente indio. La cúrcuma también procede de este, en concreto del suroeste de la India. Fue una de las primeras plantas exportadas y llegó a Europa hace dos mil años, aproximadamente. El comercio de especias permitió que los griegos y los romanos disfrutasen de ella. Era muy valorada no solo por su sabor picante sino por sus cualidades nutricionales y medicinales.

¿Qué nutrientes componen el jengibre? De forma breve, podemos destacar que el 79 % está formado por agua. Los carbohidratos están presentes en un 18 % y las proteínas en un 2 %. En cantidades pequeñas podemos encontrar vitamina C, B9, magnesio, potasio, zinc, hierro y algunos componentes interesantes más.

¿Superalimento?

  • El jengibre potencia nuestro sistema inmunológico. Este aspecto puede resultar atractivo cuando un virus muy contagioso campa a sus anchas por el planeta. La propiedad se la debemos a un componente llamado gingerol. Sin él no tendría un sabor picante. Además, sirve para reducir los síntomas del catarro y de la infección de garganta. Por no hablar de que es un buen descongestionante nasal.
  • También puede interesarte si tienes problemas con el azúcar. Aporta mejoras al metabolismo y los niveles de insulina. Así pues, puede ser muy positivo para la diabetes tipo dos. No obstante, si te medicas con metaformina o te inyectas insulina puede ser contraproducente. 
  • Es beneficioso para el sistema digestivo. Facilita la digestión, favorece la absorción de nutrientes y elimina toxinas. También es adecuado para embarazadas porque previene las nauseas matinales.
  • Puede reducir el riesgo de cáncer. Conviene recordar que no estamos ante una cura milagrosa. A pesar de ello, diversos estudios avalan cómo debilita los tumores. Uno de la Universidad Estatal de Georgia, probó cómo se reducían hasta un 56 % los tumores de próstata en roedores.
  • Puede prevenir enfermedades cardíacas. Esto se debe a que reduce la tensión arterial. La misma investigación que llegó a esta conclusión en 2019 también descubrió que puede disminuir los niveles de grasas en la sangre. En 2016 una enfermedad relacionó su consumo habitual con una reducción de colesterol.
  • Es un poderoso antiinflamatorio. Como podemos leer en los artículos científicos, puede reducir significativamente la inflamación de articulaciones y el dolor derivado. Especialmente en casos de osteoartritis y reumatismo.
  • Repara la piel. Aplicado directamente sobre ella puede estimular el colágeno y cicatrizar heridas. Es útil para hacer desaparecer manchas. Además combate el acné.

¿Pero jengibre y cúrcuma es lo mismo?

No son iguales, a pesar de sus numerosos beneficios para la salud. Muchas de estas ventajas son compartidas entre ambas raíces. Por ejemplo, comparten propiedades antiinflamatorias. Es por ello que previenen la artritis. En el caso de la cúrcuma, esto lo comprobó un estudio de la Universidad de Arizona. También benefician ambos a pacientes de cáncer. Dos investigadores de la Universidad de UCLA aconsejan combinar la curcumina con la quimioterapia y la radioterapia. Además, proponen tomarla como preventivo para quienes tienen alto riesgo de desarrollar cáncer.

CÚRCUMA EN POLVO

La cúrcuma reduce el colesterol, mejora los niveles de azúcar y fortalece el sistema inmune. Además de que se tengan propiedades parecidas, se parecen físicamente. Este factor da lugar a muchas confusiones entre quienes no las reconocen en las tiendas. Ambas pertenecen a la familia de las zingiberacias. A pesar de ello, la raíz del gengibre es más grande y está más ramificada. La de la cúrcuma es más pequeña y simple con una forma casi cilíndrica. Además, la cúrcuma apenas pica por sí sola y tiñe nuestros platos de amarillo. Se parecen mucho pero son dos especies diferentes.

Maneras de consumir el jengibre

Esta raíz se puede añadir a ensaladas, sopas y fritos. Podemos cortarla en láminasdados o incluso espolvorearla molida. Si te gusta molido lo tienes fácil, la mayoría de supermercados lo disponen en este formato. Las opciones son numerosas. También se puede freír a la vez que el pollo para así darle sabor. Sin embargo, probablemente la forma más conocida en Occidente sea prepararlo en infusión. Otra manera de consumirlo en bebida es añadirlo crudo al preparar un zumo de frutas u hortalizas. Aportará mucho sabor a tus batidos

RAÍZ DE JENGIBRE CORTADA

Se podría considerar un alimento económico porque con un poco que eches ya notas mucho el sabor. De hecho, si te pasas de cantidad puede ser desagradable. Hay quienes optan por tomarlo en cápsulas para no saborearlo. En definitiva, ¿jengibre y cúrcuma es lo mismo? No. Ambas destacan por sus propiedades medicinales. Comparten algunas pero no todas. Eso sí, las dos dan un sabor increíble y aportan numerosos beneficios para la salud. Consume estas raíces como parte de una dieta equilibrada.

Vía: https://informaciongastronomica.com/

Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

Fungicida casero con bicarbonato

Los hongos son uno de los problemas más habituales que pueden afectar tanto a plantas como a personas. Aunque hoy en día existen gran...

Cómo hacer un buen asado al horno

Aprende a preparar Asado al horno argentino con esta rica y fácil receta.  A la parrilla o al horno, un asado no se parece en nada a...

Limón con agua de aloe vera

El aloe vera y el limón tienen propiedades depurativas naturales que ayudan al organismo a eliminar los residuos y toxinas. Al ingerir limón y...

Vinagre, en la huerta y el jardín

Ya sabemos que es un herbicida 100% natural, pero hay más. Te dejamos 15 usos del vinagre para tu huerta y jardín. El nombre vinagre...