Prepara un sabroso jugo de pepino, limón y albahaca

En estos días de calor comienza tus mañanas con un refrescante jugo de pepino con limón y albahaca que se prepara en un dos por tres y es muy nutritivo, y tiene un sabor único y muy diferente a los jugos convencionales.

En temporada de calor, no hay nada más confortable que comenzar tus mañanas con un refrescante jugo de pepino con limón y albahaca que se prepara en un dos por tres y es muy nutritivo, y tiene un sabor único y muy diferente a los jugos convencionales.

Ideal para desintoxicar el organismo y limpiar residuos de las comidas más pesadas del invierno. Los jugos y licuados de vegetales ayudan en este proceso, además de hidratarnos y refrescarnos en los días cálidos que se avecinan. Los alimentos que más colaboran en la limpieza son: apio, manzana verde, limón, pepino, menta, albahaca, perejil, cilantro, romero, jengibre, entre otros. 

Ingredientes

  • 6 pepinos
  • 3 limones, sin semilla, en mitades
  • 4 ramitas de albahaca

Preparación

Coloca los pepinos en la juguera y procesa.Agrega los limones y dos ramitas de albahaca y procesa.Sirve en un vaso con hielos y decora con más albahaca fresca.

¿Qué tan sano es extraer jugos de frutas y verduras?

Extraer el jugo de algunas frutas y verduras frescas puede ser una buena manera de agregar nutrientes en la alimentación. Cuando es difícil comer a diario las 5 o 9 porciones recomendadas de frutas y verduras, la extracción de jugos puede servir para alcanzar esa cantidad.

El jugo contiene la mayoría de vitaminas, minerales y sustancias químicas vegetales que se encuentran en la fruta entera. La extracción de jugos también sirve para incorporar una variedad más amplia de frutas y verduras en la alimentación, como col rizada, espinaca o frutas tropicales.

Sin embargo, el jugo no debe ser la única manera de obtener esos nutrientes. Las frutas y las verduras enteras contienen también fibra sana y la mayor parte se pierde durante la extracción del jugo, sobre todo cuando se pela la cáscara o se retira la pulpa. La fibra alimentaria no solamente ayuda con la digestión, sino que también puede mejorar los niveles sanguíneos de colesterol y reducir el riesgo de enfermedades del corazón. La fibra también ayuda a sentirse satisfecho, lo que sirve para controlar el peso.