22-04-24 |

Jujuy refuerza controles para evitar el ingreso de la gripe aviar a la provincia

Conjuntos con el Senasa, la provincia refuerza las medidas de vigilancia epidemiológica para evitar el ingreso de la enfermedad a la provincia. También se dispusieron protocolos en varias provincias del norte argentino.

El Gobierno provincial de Jujuy y el Servicio Nacional de Sanidad Animal y Calidad Agroalimentaria (Senasa) reforzaron los controles fronterizos con Bolivia para evitar que la gripe aviar ingrese a territorio jujeño.

Como refuerzo a los protocoles de vigilancia y avisos de manera temprana, los controles fitosanitarios estarán en los puestos de León y Yuto, donde se intensifican las medidas de bioseguridad e higiene.

Ante la incertidumbre que la situación genera a ciertas granjas de ave de corral, el ministro de Desarrollo Económico y Producción, Juan Carlos Abud dijo «Es fundamental que redoblemos esfuerzos y nos comprometemos para evitar que la influenza llegue a Jujuy».

Controles en las provincias del norte argentino

Ante una potencial situación de propagación del virus, en los últimos días se dispuso afianzar acciones de prevención en las jurisdicciones dentro de los centros regionales de las provincias de Salta, Jujuy, Chaco y Formosa.

En medio del temor a que la gripe aviar se continúe propagando y llegue a Argentina, se movilizaron agentes especializados de la Dirección Nacional de Sanidad Animal y de otras regiones hacia las oficinas ubicadas en la frontera con Bolivia en las provincias de Salta y Jujuy, como parte de las acciones para evitar el ingreso de la enfermedad al país.

El Senasa remarcó que es muy importante denunciar a tiempo el hallazgo de aves con sintomatología y muertas (ya sean de producción, de traspatio o silvestres).

También, como parte del protocolo preventivo se solicitó reforzar la bioseguridad en granjas comerciales, y continuar trabajando junto a otros entes públicos en la vigilancia y en el control del movimiento de aves, productos y subproductos de aves que ingresen al país desde otras fronteras.

Una reseña importante que se trasmitió a través de un comunicado, es que las aves, tanto de corral como silvestres son las más propensas de contraer y trasmitir la influenza aviar patógena (IAAP). Mientras que se indicó que las especies de aves acuáticas y playeras se consideran los reservorios naturales de estos virus y no suelen enfermarse, aunque esto parece estar cambiando ya que se han detectado mortandades de estas especies relacionadas a la presencia del virus H5N1, que es la variante del virus de alta patogenicidad de la influenza aviar.

Te puede interesar: 140.000 pollos fueron sacrificados en Bolivia para detener el avance de la gripe aviar

La gripe aviar en América del Sur

En el último mes del año 2022 se indicaron  34 sospechas de influenza aviar y en lo que va del 2023 otras 9 sospechas, esto según las denuncias que recibió el Senasa. De todas maneras las probabilidades de la enfermedad cayeron tras ser descartadas en análisis en laboratorio.

El aumento en las denuncias de casos de gripe aviar se comenzó a notar en el mes de diciembre de 2022, una vez que la entidad de control emitiera un alerta sanitario. La presencia de brotes de IAAP en América del Norte y su actual dispersión hacia América del Sur, provocaron la necesidad de detectar y atender las sospechas de casos. Según se indicó, esto se produce en la ruta de aves migratorias silvestres que comienzan en época de primavera y fomentan la propagación en los países de América del Sur.

«La situación merece atención y crece la necesidad de centrar los esfuerzos de detección temprana de la enfermedad, esto nos lleva a reforzar los procedimientos con respuesta inmediata» argumentaron desde el Senasa. «Para evitar la propagación de la influenza aviar, es necesaria una respuesta inmediata del servicio veterinario».

La IAAP – una enfermedad que nunca fue detectada en la República Argentina por lo que el país está reconocido como libre – integra el Grupo I de las enfermedades de notificación obligatoria e inmediata consignadas en la Resolución Senasa 153/21.

Puedes leer: El Senasa supervisa la producción de harina de insectos para consumo animal

Para su detección precoz, se requiere de la notificación ante el Senasa de cualquiera de los siguientes síntomas clínicos:

Aves silvestres

  • Mortandad principalmente en aves migratorias, marinas y rapaces.
  • Aves con depresión.
  • Incoordinación
  • Temblores
  • Problemas respiratorios
  • Diarrea y edema facial

Aves de corral

  • Elevada mortandad
  • Sintomatología respiratoria: tos, jadeo, secreción nasal
  • Sintomatología neurológica: temblores, movimientos circulares, tortícolis
  • Reducción en producción de huevos superior al 5% durante más de dos días.
  • Reducción en ingesta de alimento y agua superior al 20%.

Vías de denuncias

Ante la detección de signos clínicos nerviosos, respiratorios, digestivos, disminución en la producción de huevos, en el consumo de agua o alimento o el hallazgo de aves domésticas y/o silvestres muertas, cualquier persona puede notificar al Senasa, a través de los siguientes canales: en las oficinas locales, personalmente o comunicándose por teléfono; a través de la app “Notificaciones Senasa”, disponible en Play Store; enviando un correo a [email protected] o en el apartado «Avisá al Senasa» de la página web oficial.

Seguir leyendo: Senasa recomienda para la prevención de enfermedades transmitidas por alimentos

Con información: https://agroverdad.com.ar/

Deja un comentario

Compartir:

Popular