Inicio Prevención La aparición del frío potenciará la nueva ola de Covid-19

La aparición del frío potenciará la nueva ola de Covid-19

0
La aparición del frío potenciará la nueva ola de Covid-19

Con los pronósticos anticipando la vuelta de las bajas temperaturas, desde el ministerio de Salud anticipan que la nueva ola de coronavirus se potenciará en los próximos meses en Argentina, en la puerta del inicio del invierno.

En lo que queda del otoño y el invierno se espera un rebrote de casos de covid-19.Las temperaturas en Argentina son cada vez más frías, recordándonos que el invierno cada vez está más cerca. En plena crisis del coronavirus esto supone una incertidumbre sobre como se comportará el virus en la época más fría del año.

Sin embargo, queda por saber qué ocurrirá con la llegada del frío. Actualmente los países del mundo más afectados por coronavirus se encuentran en el hemisferio norte, y se enfrentan en los próximos meses al verano. Pero, ¿Qué pasará en Argentina?

La ciudad de Buenos Aires pasó «de 200 casos (de coronavirus) diarios promedio hace cuatro semanas a más de 1.200 actuales», informó hoy el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, quien reiteró que «probablemente se trate del inicio de una nueva ola» impulsada por bajas temperaturas, circulación de variantes más contagiosas, relajamiento de cuidados y caída de protección inmunológica.

«Cuatro semanas hacia atrás estábamos en unos 200 ó 300 casos diario promedio, luego tuvimos un aumento del 20 por ciento entre semana y semana y las últimas semanas ese aumento es aún mayor y hemos pasado a mil, 1.200», detalló Quirós durante conferencia de prensa.

Puedes leer: Ola de Covid en China hace tambalear al maíz y la soja

El titular de la cartera sanitaria porteña señaló que «esto se da por muchos motivos, primero por la aparición del frío, esto hace que llevemos las actividades al interior y ventilemos menos; la segunda causa es que están circulando en la ciudad de Buenos Aires y en el resto de Argentina las nuevas variantes de Ómicron». Además indicó que “la protección tanto de la enfermedad previa como de las vacunas empieza a descender; particularmente para tener la enfermedad leve a partir del quinto mes, y llevamos ya cuatro meses de la última ola”.

Quirós recordó que «en diciembre y enero circuló por Buenos Aires la variante BA.1 de Ómicron», que fue la responsable de una ola a nivel mundial, y ahora «está circulando la variante BA.2, que es entre un 30 y un 40 por ciento más contagiosa que la BA.1».
La ciudad de Buenos Aires pasó «de 200 casos (de coronavirus) diarios promedio hace cuatro semanas a más de 1.200 actuales», informó el minsitro de Salud porteño Fernán Quirós. Foto Prensa Ciudad.

En tercer lugar, el funcionario porteño señaló que “naturalmente cuando bajan los casos todos tendemos a relajar las medidas de cuidado porque esta pandemia nos tiene muy cansados y agotados a todos”.

En este contexto, el ministro enfatizó que “tenemos que volver a cuidarnos, sobre todo en interiores cuando hay poco flujo de aire y estamos mucho tiempo es importante usar el barbijo todo el tiempo que podamos”.

«Lo que esperamos es que este aumento de casos, que probablemente sea el inicio de una ola, no esté acompañado de incremento de hospitalizaciones ni de fallecimientos. Por supuesto, que siempre que hay muchos casos alguien puede tener una enfermedad grave, pero la mayoría será leve», expresó.

Seguir leyendo: La vacuna vegetal contra el Covid que se elabora en Córdoba causa sensación en el mundo

Consultado sobre si se tomarán nuevas medidas, el ministro sostuvo: «No esperamos más restricciones en torno a la pandemia porque el nivel de protección inmune es muy alto, y los casos son leves y ya no se acompañan de gravedad».

En cuanto a la cuarta dosis de la vacuna contra el coronavirus, Quirós recordó que «estamos invitando primero a los mayores de 50 años, luego los menores con comorbilidad; si alguien tiene más de 50 y no recibió aún la invitación, puede escribir al mail o contactarse por la línea 147».

Enfermedades que se activan con el frío

Gripe

También conocida como influenza, es una enfermedad causada por un virus. Se caracteriza por presentarse como una infección respiratoria aguda muy contagiosa. Puede afectar a personas de todas las edades, pero es más peligrosa en personas con enfermedades respiratorias, niños menores de 5 años y en adultos de 65 años y más.

El virus de influenza tiene una gran variabilidad genética, por lo que nunca confiere inmunidad permanente. Así, es necesario vacunarse todos los años, especialmente en los grupos vulnerables. La gripe, además de generar riesgo de hospitalización e incluso de muerte, puede derivar en una neumonía viral y/o bacteriana.

La transmisión la mayoría de las veces se produce por vía aérea, aunque también puede transmitirse por contacto con superficies contaminadas. Las personas enfermas, al toser, hablar o estornudar, expulsan el virus, que puede permanecer activo durante horas en un ambiente frío y con poca humedad. Por esto, la transmisión aumenta en lugares cerrados con gran concentración de personas.

Los síntomas por lo general aparecen en la semana de haberse contagiado, de forma repentina. Los más comunes son:

  • Fiebre
  • Dolores en el cuerpo
  • Estornudos
  • Escalofríos
  • Mareos, náuseas y vómitos
  • Dolor de cabeza
  • Falta de energía

Neumonía

Al igual que la gripe, es una infección aguda pulmonar que puede ser provocada por bacterias o virus en la mayoría de los casos. Por lo general, parte del diagnóstico involucra una radiografía de tórax para observar el estado de los pulmones.

En general es un proceso de curso benigno, pero ocasionalmente puede evolucionar hacia una enfermedad grave. Las personas mayores de 65 años son el grupo más afectado por la enfermedad y el que más veces deriva en formas graves. La mayoría de los pacientes puede atenderse en forma ambulatoria, y entre los hospitalizados un pequeño porcentaje puede necesitar cuidados intensivos.

Los síntomas más comunes incluyen:

  • Tos
  • Fiebre
  • Dificultad para respirar
  • Dolor de cabeza
  • Inapetencia y baja energía

Resfrío común

El resfrío es producido por distintos virus y su evolución natural es hacia la curación, que puede tardar más de una semana.

Los síntomas iniciales, que aparecen tras dos a cinco días de incubación, incluyen:

  • Congestión nasal
  • Irritación de la garganta
  • Fiebre
  • Tos
  • Estornudos

Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)

Si bien no aumenta su frecuencia con el frío, las personas que la padecen suelen sufrir períodos más intensos en otoño e invierno.

Se define como EPOC a la presencia de una obstrucción al flujo aéreo crónica, progresiva y poco reversible. Está directamente ligada al tabaquismo y es una de las patologías que más se asocian a la neumonía del adulto. Los tipos principales de EPOC son la bronquitis crónica y el enfisema.

Los síntomas más comunes son:

  • Tos persistente o que produce mucha mucosidad
  • Sensación de falta de aire, especialmente durante la actividad física
  • Sibilancias (silbidos o chillidos al respirar)
  • Presión en el pecho

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Salir de la versión móvil