La lechería en Argentina a la espera de la evaluación de daños

Los momentos de expansión de la lechería están más asociados al comportamiento de los precios internacionales, al clima y a la situación macroeconómica que a cualquier impulso gubernamental. ¿Cuál es la situación actual del sector?

Es cierto que la lechería viene experimentó incrementos de producción del 7,4% y del 4% en 2020 y 2021, respectivamente, pero no lo es que el volumen del año pasado haya sido récord;: el pico se registró en 2015, con 12.061 millones de litros, y el punto más bajo en 2017, con 10.343 millones de litros.

Inclusive, la actividad podría seguir creciendo en producción durante 2022, ya que estimaciones del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA) marcan la posibilidad de que se registre un aumento del 0,6%, proyección limitada por los problemas para contar con forraje y pasturas por la sequía y la ola de calor y también por un desmejoramiento en la relación insumo-producto, como consecuencia al aumento de los costos en general y de los precios internacionales del maíz y la soja, principales alimentos de los animales.

A la par con el impacto de la sequía en las principales áreas productivas lecheras, se tabularon los principales factores que un grupo importante de referentes sectoriales indicaron como más decisivos para determinar el comportamiento de la producción de leche en el transcurso del año 2022.

Son importantes en la hoja de ruta 2022, la cantidad y calidad de las reservas forrajeras, Aspectos meteorológicos, Poder adquisitivo, precio al productor, exportaciones, relaciones insumos-producto, evolución del tipo de cambio, precios internacionales de las comoditties, continuidad en las mejoras de Bienestar Animal, impuestos y tarifas, inflación, inercia productiva.

También podes leer: https://infoagro.com.ar/el-deficit-de-produccion-de-leche-augura-precios-historicamente-altos-hasta-fin-de-ano/

Una evaluación a la situación de industria lechera

En el caso de la lechería, con pérdidas de pasturas y campo natural, que resintieron los índices de producción. Esto, junto con los aumentos de combustibles (+9% para el gas oil) que impactarán ahora en los fletes (que subieron 49% durante el 2021, según Fadeac), hacen prever más aumentos ganaderos, a pesar de los vanos intentos oficiales por mantener acotadas las subas.

…que, el caso de los lácteos vuelve a cobrar singularidad ya que ante la mejora de la performance exportadora (debido a al aumento internacional de los precios), se vuelve a temer por intervenciones en el mercado como los tristemente famosos “Precios de corte” de hace algo más de una década, cuando con la leche en polvo a más de u$s4.500 por tonelada, las industrias argentinas solo podían recibir aquí el equivalente unos u$s2.600 /tn, lo que terminó de desalentar la actividad que hasta ahora sigue estancada entre 10 y 11.000 millones de litros/ año desde fines de los -90, aunque con una marcada concentración de los establecimientos.

También podes leer: https://infoagro.com.ar/el-tambo-robot-del-inta-que-obtiene-35-litros-de-leche-por-vaca/

Para algunos, el intento de Comercio Interior, que podría incluir hasta una suba de retenciones (en la actualidad del 9%), proviene de la presión de una de las principales abastecedoras del abasto fluido, que pretende que se “recorten” las exportaciones, para que no le aumente el precio local de la materia prima para las usinas.

De todos modos, varios se preguntan ¿por qué si la leche en tranquera de tambo está a $130-133, en la góndola (ya descremada y habiéndole sacado cantidad de subproductos), llega a $130?. Para completar el panorama, algunas usinas que habían participado de compras oficiales , como las de Desarrollo Social, no estarían cobrando los contratos, sin que se le den explicaciones (Salud, sin embargo, estaría al día). Y tampoco hay mayor explicación de las retenciones de 9% para la leche en polvo, mientras que los quesos tienen un 4%, cuando las inversiones necesarias en instalaciones para el primer producto son muy superiores.

Una reseña curiosa sobre la leche: https://infoagro.com.ar/el-desafio-de-las-vacas-lecheras-para-dar-la-leche/

… que, otro tema que puede provocar un sacudón adicional en el mercado, otra vez de la carne vacuna, fue la drástica baja, a fines de diciembre, de todas las instalaciones feriales que no hubieran cumplido con el largamente reclamo trámite de rehabilitación, por lo que quedaron inhabilitados para operar con muy pocas excepciones.

La medida, en la cual confluyen responsabilidades tanto de los operadores de estas instalaciones, como de los intendentes locales de gran “flexibilidad” a la hora del cumplimiento de normas, obliga ahora a actualizar “toda” la documentación presentada en 2020, y que hace al menos un año que se reclama desde el Senasa. Las principales objeciones y faltantes pasan por la falta de adecuación de los embarcaderos; falta de playas de lavado y desinfección de camiones, y otros ítems de infraestructura para operar con seguridad y mayor bienestar animal, , además de actualizar las moras por multas o deudas con el organismo.

Naturalmente, como tantas otras veces, nadie creyó que esta vez fuera en serio y la reacción, además de sorpresiva, fue muy dura ya que trastorna gran parte de la ya tensa operatoria con hacienda con marcados faltantes de consumo por la delicada situación de los feed lots, y los daños a posturas y campo natural que impiden la terminación de los animales.

En general, los productores más chicos y de cría no venden en los grandes mercados concertadores, sino en las ferias locales ahora jaqueadas por incumplimiento. Pero, esta situación, puede determinar un faltante adicional de hacienda más barata para consumos marginales, así como para algunas categorías de exportación, tal el caso de vacas conserva.

En medio de todo esto, se dio la visita al futuro Mercado de Liniers (en Cañuelas) del Ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, que fue acompañado por el entusiasta intendente de Cañuelas, Gustavo Arrieta. Y aunque la visita ya estaba programada, luego se agregó el titular de Agricultura, Julián Domínguez quien al volver sacó una gacetilla oficial de su cartera, anunciando la “inauguración” del mercado, que no había ocurrido y que provocó bastante controversia.