13-04-24 |

La Niña que está vigente condicionará las lluvias tanto en invierno como en primavera

Los pronósticos avizoran un próximo trimestre con lluvias erráticas, a pesar de que la «La Niña» tendrá características de débil, el campo está atento para tomar dediciones de siembra.

 las publicaciones del organismo internacional que sigue el fenómeno del ENSO muestra que hay un decidido cambio de tendencia en los últimos meses respecto de fines del 2021: la probabilidad de valores Niña para junio-agosto pasaron de un 22% (diciembre 2021) a 53% en las actualización de marzo.

Ya en Mayo, con poco cambio e los modelos climáticos, las condiciones actuales hacen muy probable que La Niña continúe en el invierno del hemisferio sur. Las temperaturas superficiales del Pacífico por debajo del promedio se fortalecieron durante febrero de 2022 y las anomalías negativas se extendieron desde el Océano Pacífico ecuatorial central hacia el este. El valor de anomalía disminuyó de -0,6ºC a principios de febrero a -1,1ºC en la primera semana de marzo. El sistema acoplado océano-atmósfera está reflejando la continuidad de las condiciones Niña.

Entre abril y mayo, en algunos casos, mes a mes se agravó una falta de agua que se vuelve estructural, aunque por momentos haya mejoras, como lo sucedido en los últimos 15 días, aunque solo en regiones puntuales, donde las lluvias dejaron acumulados mucho más prudentes. Pero la situación de fondo no logra revertirse: los niveles profundos del suelo se desecan rápidamente, sobre todo en la puerta de la temporada más fría del año. Esto vuelve a los cultivos muy sensibles al estrés termo hídrico.

Puedes leer: «La Niña buena»: el fenómeno continuará presente durante el invierno 2022, aunque con intensidad moderada

La ausencia de lluvias impacta en el suelo

La ausencia de precipitaciones generalizadas que se mantiene desde el inicio de mayo potencia el  desecamiento superficial y condiciona el avance de la siembra fina. Ingresamos en la época del año en la cual las precipitaciones son más escasas.

Mayo es el último mes con posibilidades de proveer algún buen aporte pluvial previo al invierno, en especial sobre el oeste de la región, zona con menor humedad edáficaPero los pronósticos de corto plazo no prevén precipitaciones significativas o generalizadas en lo que resta del mes, por lo que será difícil cubrir los requerimientos de los perfiles para alcanzar niveles de humedad cercanos a los óptimos. Incluso, la evolución de las variables oceánicas y atmosféricas es consistente con las condiciones de continuidad de La Niña débil hasta el trimestre mayo-julio de 2022. 

Como si fuese poco, los modelos probabilísticos indican posibilidades que llegan a un 55% de contar con un evento Nina en la primavera 2022Malas noticias para la campaña 2022/23: no solo nos espera por delante una Niña en el invierno, sino que, además, tenemos chances de contar con este evento en la primavera, disminuyendo la posibilidad de contar con agua a la salida del periodo invernal.

Ya pensando en la campaña gruesa, el experto afirma que las proyecciones de otro ciclo afectado La Niña por ahora no tienen tanto consenso internacional, y lo que predomina es una perspectiva que apunta a una evolución dentro del rango “Neutral Frío” con tendencia hacia un gradual calentamiento, que podría mejorar la situación.

Seguir leyendo: Nuevo informe indica que el tercer evento «La Niña» ya es un hecho

Decisiones de siembra en dudas por el factor climatico

La problemática de falta de agua descripta para la zona núcleo, se manifiesta también en el norte de Santa Fe y en el  este de Santiago del Estero. En Córdoba la situación es parecida al año pasado. Están sembrando solo algunos lotes porque al resto le falta humedad.

Volviendo a la zona núcleo, en Marcos Juárez se estima un 25% menos de trigo, 5% menos de maíz temprano y un 20% más de soja de primera. Pero todo lo planteado al día de la fecha puede cambiar en función de las lluvias y los precios de mercado”. En Cañada de Gómez estimaban  una caída del 5% de trigo, una suba de un 20% en soja de primera  y un aumento del 15% entre maíz temprano y tardío. Sin embargo, advierten que esto ya está cambiando. “Estos días estuvieron revueltos, los precios a diciembre de trigo son muy buenos (365 U$s/tn) y se han licuado mucho el tema de costos: la urea ha bajado de 1400 u$s/tn a 1100  u$s/tns y algunos negocios se hacen por 1050 u$s/tn. Entonces recalculando los costos, los márgenes del trigo vuelven a interesar. Explican que productores que tenían lotes  preparados pero que no estaban convencidos en hacer trigo hoy lo harán. “Donde el agua esté puede aumentar el porcentaje de trigo y retroceder soja de primera que venía tomando fuerza en la planificación del último mes”.

Deja un comentario

Compartir:

Popular