¿Qué comer cuándo hace mucho calor?

Camino al verano, cada vez hace más calor. Sabemos que la alimentación cumple un rol fundamental para el organismo cuando la exigencia física lo requiere. ¿Que se consume preferentemente en tiempos de temperaturas elevadas?.

La realidad, que cuando hace más calor, el apetito disminuye, recurrimos a lo más sencillo y fresco, ya sean frutas, agua, helados, jugos o todo aquello que nos trasmita alivio a la sensación de agonio y nos calme la sed.

El mismo cuerpo habla, nos pide alimentos livianos, refrescantes y sobre todo, que nos haga pasar el momento tan bochornoso como lo es un día caluroso. Durante estos periodos de temperaturas elevadas, propias de la primavera y el verano, es muy común recurrir a opciones no tan saludables, y a la vez, cometemos el error de consumir alimentos y bebidas que nos producen un efecto contrario al que estamos deseando.

a continuación, te vamos a dar algunos consejos para que puedas alimentarte sano y liviano, sumando a tu dieta diaria el toque que necesitas para planificar tus comidas.

Puedes leer: Las 10 frutas más exóticas que quizás no conoces

En primer lugar…

Lo más recomendable en esta situación, cuando el clima de calor nos produce falta de apetito, pero a la vez necesitamos consumir, hay que mirar hacía la verdulería, ya que las frutas y las verduras, son las primeras protagonistas de nuestra alimentación en esta temporada. Las frutas de por sí, son una fuente de nutrientes y sobre todo, muchas contienen buena dosis de agua, que es lo que el cuerpo necesita para hidratarse: melones, sandía, naranjas, kiwis, mangos.

Para evitar la pesadez en tiempos de calor puedes seguir estos consejos muy prácticos:

 Verduras crudas y cocidas: lo recomendables es consumir dos platos al día de estos alimentos naturales.

– Frutas: 2 por día. En el caso de sufrir constipación, todas las mañanas en ayunas hay que pelar un kiwi y comerlo solo. También otras frutas como ser la naranja o mandarina, son ideales.

 Lácteos: con más aconsejable es evitar los quesos, mejor optar por las leches y yogures descremados, en lo posible los que contienen calcio para cuidar los huesos, además, son refrescantes y nos aportan muchas vitaminas para mantener el organismo activo.

– Huevos: Si bien se consideran una fuente de proteínas, lo indicado es consumir 3 huevos enteros por semana. Nada más.

– Carnes: en este caso, te recomendamos el consumo de más pescado, luego pollo y por último carne vacuna, teniendo en cuenta que esta última es la que mayor cantidad de grasa contiene.

– Fibras: Por ejemplo: galletitas y panes con salvado, arroz integral, pastas, cereales. Son los alimentos que aportan buena cantidad de fibra al organismo.

– Aceite: Controlar la cantidad en el consumo. Lo más recomendables son los de girasol, soja, maíz, oliva, Siempre que sea aceite puro, de buena calidad, no mezcla.

Te puede interesar: Zumo de limón, naranja, con miel y aloe vera

Ensaladas crudas

Una de las opciones más recurrentes e ideales, son las ensaladas mixtas naturales, ya que aportan nutrientes, sabores varios y sobre todo, pueden saciar el apetito, sin necesidad de incorporar carnes. Las componentes de las ensaladas más recomendables son: tomates, pepinos, lechugas (fe variedades), la rúcula, la espinaca, la palta, la zanahoria y la cebolla.

Hidratarse, es fundamental

Ante elevadas temperaturas, el calor mismo invita a hidratarse bien, sobre todo los niños y los ancianos para evitar golpes de calor y deshidratación.

– Lo ideal es tomar 2 litros de agua por día.

– También puedes prepararte jugos, zumos de frutas, licuados, batidos frutales, aguas saborizadas.

– Evitar gaseosas, ya sean comunes o light y bebidas alcohólicas.

– Las gaseosas no son ideales, a pesar del placer para calmar la sed, el elevado contenido de azúcar provoca el efecto contrario, la sensación de tener más sed. Sumado al grado de colorantes y conservantes que no son del todo beneficiosos. También hay que evitar bebidas con grado elevado de alcohol.

– Elimina la sal, ya que esta hace retener líquido y produce hinchazón, también impulsa a la deshidratación.

La gelatina y ensaladas de futas, estas aportan proteínas y agua, por lo tanto es también una manera de hidratarse. Las frutas más recomendables para realizar una ensalada son las que tengan mayor contenido de agua.

Con información de: https://www.directoalpaladar.com/