21-05-24 |

Cómo hacer jabón de aloe vera manteniendo intacta las propiedades de la planta

La elaboración de Jabón de aloe vera es muy fácil y vas a contar con numerosos aportes muy benéficos para la salud de tu piel, debido a todas las propiedades naturales que este brinda. Lee la nota y aprende a prepararlo.

Seguramente tienes una planta de aloe vera, o el vecino la cultiva, prácticamente en todo hogar hay una planta de aloe. Esta planta es muy fácil de identificar, ya que posee hojas anchas y carnosas, con una fila de espinas a cada lado. En su interior guarda más de una docena de beneficios para la salud en general, ya que desde sus hojas segrega un gel gelatinoso y transparente, y es la parte de la planta que posee una gran utilidad y ventajas.

El gel contiene muchos minerales, vitaminas A, B, C y E, proteínas, oligoelementos, enzimas, ácido salicílico, lactato de magnesio, ácido monosulfónico y más. Si bien a la mayoría de estos aportes de vitaminas lo podemos encontrar en los jabones que compramos para cuidar nuestra piel, nada puede reemplazar a las propiedades que nos ofrece el aloe vera en su estado más natural.

El aloe vera contiene nutrientes esenciales para la piel, lo que evita en gran medida la aparición de arrugas tempranas en la piel, así como para darle una vida sana al cutis y eliminar el acné, cuando lo aplicas sobre la zona afectada. También es un poderoso cicatrizante, ya que regenera de manera eficiente las células dañadas, promoviendo al crecimiento de las nuevas. Muy utilizado para realizar cataplasmas en caso de quemaduras o raspaduras profundas, ya que no solo aporta una sensación de alivio y refresca la zona vulnerable, si no que activa agentes analgésicos y desinfectantes.

Hoy te vamos a enseñar a preparar un jabón artesanal utilizando el gel del aloe vera y algunos ingredientes más. No te vas a arrepentir, cuando notes el cambio en tu piel una vez que lo utilices:

Puedes leer: ¿Por qué congelar el gel de aloe vera? Estos son sus beneficios

¿Cómo hacer jabón de aloe vera?

Ingredientes

  • 4 pencas limpias y sanas, de tamaño mediano de aloe vera
  • ½ vaso de aceite de oliva
  • 250 gr. de jabón de glicerina
  • 4 cucharadas de miel
  • 5 gotas del aceite esencial de tu preferencia

Preparación del jabón a base de glicerina

1- Prepara un recipiente plástico o de vidrío, donde vamos a colocar el jabón de glicerina y realizaremos un calentado de este en el microondas, logrando que se vuelva líquido.

2- Una vez que tengamos el gel extraído de la hoja de aloe vera, que procederemos a sacar con una cuchara limpia, vamos a agregar el gel junto con la glicerina. (Re recomendamos utilizar las hojas de aloe de la parte inferior de la planta, y quitarle la base, donde segrega un líquido amarillo).

3- Cuando ya tengas las mezcla la glicerina con el gel del aloe vera, vamos a incorporando las 4 cucharadas de miel pura y las gotitas de escancia de la que prefieras para aromatizar el jabón. Seguido a esto, vamos a calentar el aceite de oliva, y cuando este tibio, lo sumamos a la mezcla.

4- Una vez que tengas todo los ingredientes en el recipiente, tendrás que realizar un batido enérgico, si puedes realízalo con una batidora de mano, de esta manera lograras una combinación exacta. Cuando ya hayas integrado todo muy bien, puedes colocar la mezcla en algún molde o jabonera de plástico, y lo llevarás al frío por algunas horas. Listo, ya tienes un jabón casero con aloe vera para el uso diario, tanto para el rostro, como para el cuerpo.

Te puede interesar: Cómo extraer el gel del áloe vera de forma fácil y correcta

Con información de: https://www.mdzol.com/

Deja un comentario

Compartir:

Popular