21-05-24 |

Huerta orgánica: Cómo sembrar y cultivar trigo

El trigo es un cultivo de cobertura que también puedes producir en la huerta en casa. En esta nota te vamos a enseñar como realizarlo de forma correcta para tener éxito.

El trigo es un cultivo fácil de reproducir y luego cosechar. Se trata de un cultivo que se siembra preferentemente en otoño, de mayo a junio, se desarrolla dentro de la temporada fría y la maduración de los granos se va notando hacia el mes de octubre.

Para realizas una siembra buena del cereal, no es necesario contar con un espacio muy grande, se adapta a todo terreno, incluso, en pequeñas parcelas, situados en hileras anchas. O sea que tu jardín o patio puede ser el lugar perfecto para desarrollarlo, siempre y cuando cuentes con un a tierra optima. Incluso si tienes un patio delantero de 6 por 15 metros, podrías plantar 2,5 kilos de trigo y cosechar casi 20 kilos de grano.

¿Qué variedad de trigo puedo cultivar?

Dentro del calendario de cultivo, este cereal se puede sembrar en distintas estaciones, la fría o la estación más cálida. Para eso tendrás que seleccionar el grano de trigo correspondiente a los meses del año en que te decidas iniciar el cultivo, ya sea utilizando el grano para sembrar en primavera, o el de invierno, los cuales se dividen a su vez en trigo blando o duro:

  • El grano blando, que carece de un alto contenido de gluten, se utiliza principalmente para la repostería y las galletas.
  • El grano de trigo duro, con un alto contenido de gluten, que se utiliza para elaborar panes y pastas.

Si no sabes cual cultivar, busca información sobre el trigo que generalmente se cultiva en tu zona, esto puede variar teniendo en cuenta las condiciones climáticas y de terreno. La variedad que elijas dependerá de tu lugar de residencia.

Te puede interesar: Conoce el circuito productivo de la harina de trigo

¿Cómo sembrar correctamente el trigo?

La siembra de trigo de otoño- invierno, se recomienda sembrarlo a principios o a mediados de la estación de otoño, entre mayo y el mes de junio, para que tenga entre 6 y 8 semanas de crecimiento antes de que las heladas del invierno lleguen con fuerza. Esto le da tiempo a la planta a que desarrolle bien las raíces.

Si el trigo de primavera se planta demasiado temprano en la estación, puede resentirse en la primavera siguiente y podría ser vulnerable a algunas plagas típicas de finales del verano, mientras que en el clima más fresco del otoño, los insectos no serán un problema. Por otro lado, si el trigo de invierno se planta demasiado tarde, no pasará bien el invierno, debido a los intensos fríos.

El trigo de la temporada de otoño debe plantarse a mediado de la estación, siempre y cuando la tierra donde realizaremos el cultivo presente buen abonado, con buen sustrato y un riego moderado, manteniendo cierta humedad en el suelo. Hay que tener en cuenta que durante la estación fría, las lluvias son escasas, aunque este cereal tolera un poco más la sequedad del terreno que otros cultivos.

Para garantizar una distribución uniforme de la cosecha, calcula la cantidad de semillas que necesitarás, sepáralas en dos montones y esparce una parte en una dirección, por ejemplo de este a oeste.

Seguir leyendo: El germinado para lograr brotes de lentejas, garbanzos, trigo y otras semillas

El sembrado a mano está bien para una parcela pequeña, en el caso que lo realices en un espacio de tierra de 3 x 3 en el patio de casa. También puedes sembrar en hileras como otros cultivos.

Para cubrir correctamente las semillas con la tierra, puedes emplear la roturación o el rastrillado hasta una profundidad de unos 3 a 5 cm para el trigo de invierno y de 2 a 3 cm para el trigo de primavera.

La cosecha del grano podrás realizarla llegando al mes de octubre, cuando haya pasado el primer mes de la primavera, con un ambiente cálido que ayudará a la maduración del grano.

Otra recomendación que te damos, es tener siempre a mano alguna cobertura para el cultivo en caso de riesgo de heladas durante la temporada invernal, si bien se trata de un cultivo resistente al frío, la congelación puede dañar brotes y tallos.

Lo positivo y lo negativo de el Niño para el trigo

Hacía la primavera 2023 se estaría consolidando un evento el «Niño» en Argentina. Este fenómeno se caracteriza por el calentamiento de las temperaturas de la superficie del Océano Pacífico, y causante de sequías en algunas partes del mundo y copiosas lluvias e inundaciones en otras zonas.

El lado positivo para algunas regiones productoras de trigo se verán beneficiadas por las lluvias más continuas y de montos importantes. Mientras que el lado negativo de las lluvias en exceso, estas traerían inundaciones en campos de siembra en primavera- verano, lo que sería un grave problema en las principales regiones productoras, en el caso del área pampeana y la región núcleo.

Con información de: https://www.ecojardinmagico.com/

Deja un comentario

Compartir:

Popular