13-07-24 |

Receta fácil para elaborar el dulce de calabaza

A muchos nos gusta desayunar cono tostadas, untar mermelada y mantequilla u otros postres acompañados de un rico café.

Hoy traemos esta receta, para aquéllos aficionados a la mermelada, una receta fácil y sana que te permitirá realizar tus propias mermeladas, en esta ocasión, receta de mermelada de calabaza.

 La calabaza, una hortaliza digestiva y repleta de propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Pariente botánica del melón, el calabacín, la sandía y el pepino, la planta de la calabaza es originaria del continente americano, y sus frutos nos proporcionan vitaminas y minerales esenciales sin aportar apenas calorías. 

Esta mermelada de calabaza es una pequeña de delicatessen no dejará indiferente a nadie. Puedes cocinar tantos tarros quieras y guardarlos en la nevara para consumir diariamente, o tener simplemente otro sabor más al que recurrir y hacer menos monótonos los desayunos.

También podes leer: Receta de la mermelada casera de uva

Ingredientes para Mermelada de Calabaza 1 unidad

  • Calabaza troceada – 500 gramos
  • Azúcar – 250 gramos
  • Agua – 1 vaso
  • Vaina de vainilla o extracto de vainilla – unas gotas

Nota que te puede interesar: Mermelada de naranja y semillas de chía

Cómo hacer la receta de Mermelada de Calabaza

  1. Cogemos una cacerola y echamos el vaso de agua en ella. Añadimos también los trozos de calabaza troceada, la vaina de vainilla o las gotas de extracto si no tienes vaina, y también el azúcar.
  2. Calentamos a fuego lento mientras removemos despacito con una cuchara. Comprobarás al poco tiempo que la calaba comienza a deshacerse en hilos. Seguimos removiendo hasta que se caramelice un poco el azúcar y cuando la mezcla adquiera una tonalidad naranja tostado lo retiramos del fuego.
  3. Batimos toda la mezcla con la batidora, de este modo conseguiremos la textura de mermelada.
  4. Para terminar, vuelca toda la mezcla en un bote previamente esterilizado y hermético. Lo cerramos y dejamos reposar durante 30 minutos para que termine de consolidarse.
  5. Pasado este tiempo ya tendremos lista nuestra mermelada para untar. Guárdala en la nevera y sírvete unas tostadas bien ricas por la mañana!

Compartir:

Popular