Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Sin aditivos, 100% casera y natural. Solo necesitas moras frescas y seguir estos simples pasos.

Si te gustan las mermeladas caseras, esta es tu oportunidad de hacer una increíble con moras frescas o congeladas, respetando el 100% su sabor natural.

En este caso vamos a poner como protagonistas a las moras, ya sean blancas o negras, el fruto silvestre por excelencia durante los primeros meses cálidos de la primavera en Argentina. ¿Quien no se cruza con un árbol con estos frutos cuando camina por el barrio?.

Si te encontrar con uno de estos repletos de sus frutos, puedes seleccionar varios puñados, llevarlos a casa, lavarlos y lograr una exquisita mermelada a base de su exquisito dulzor. ¿Te animas?.

Manos a la obra:

Te puede interesar: Te enseñamos a preparar dulce de zapallo casero

Ingredientes

Preparación

  1. Limpia las moras en un recipiente con agua. Elimina sus tallos y sus hojas. Recordá retirar las moras blandas o en mal estado.
  2. Llevar las moras a una olla y cocinar a fuego lento con azúcar y un chorro de limón.
  3. Cuando empiecen a soltar líquido, aplastá las moras con un tenedor. Seguir cocinando lentamente por unos 40 o 50 minutos.
  4. Comprueba el dulzor. Si te parece poco, suma más azúcar y deja cocer unos minutos más.
  5. Retira del fuego cuando la mermelada tenga cierta consistencia. Recordá que cuando enfríe va a espesar un poco más.

Seguir leyendo: Aprende a preparar dulce de cáscara de naranja

Un comentario

Deja una respuesta