InicioRecetasEl pan árabe, la receta

El pan árabe, la receta

También llamado pan de pita , se caracteriza por ser un pan sin miga e ideal para sándwich por su característica forma redonda y hueca.

La receta de pan de hoy es muy fácil y no requiere ni horno para prepararlo. Un pan plano sin miga, muy ligero y perfecto para acompañar tus comidas o rellenar con tus ingredientes preferidos. 

Es un acompañamiento perfecto para todo tipo de comidas y cenas puede servirse como parte del desayuno junto con mermelada y manteca.

La elaboración de esta receta es muy sencilla. A diferencia de otras recetas de pan, en esta ocasión apenas hay que amasar los ingredientes. Para conseguir un desarrollo adecuado de gluten, hemos llevado a cabo la técnica de amasados cortos y reposos.

Ingredientes

 6 raciones

  1. 800 gr. harina
  2. 50 gr. levadura fresca de panadería
  3. 400 cc. agua tibia aprox. Depende de lo que absorba la harina
  4. 1 cda. sal
  5. 4 cdas. aceite de oliva

Pasos

  1. Poner sobre la mesa la harina y formar una corona, en el centro colocar la levadura desmenuzada y el aceite, a la sal la colocamos sobre los costados de la harina sin que tome contacto con la levadura.
  2. Volcamos un poco de agua tibia en el centro de la corona, o sea sobre la levadura que con ayuda de nuestros dedos comienzamos a disolver y luego continuamos agregando el agua restante a medida que vamos tomando la harina de los bordes.
  3. Amasamos bien por algunos minutos hasta lograr un bollo liso, tierno y elástico, lo tapamos con un paño flojamente y dejamos leudar al doble en un lugar templado sin corrientes de aire.
  4. Una vez leudado el bollo cortamos pequeñas porciones y formamos bollitos del tamaño de una pelotita de ping-pong, luego las aplastamos bien con la palma de la mano o con el palo de amasar, debe tener un grosor de 5 mm.
  5. Espolvoreamos los pancitos con harina y los cubrirlos con film o un paño húmedo, dejamos reposar durante 30 minutos.
  6. Precalentár el horno a 240º y colocar dentro por 10 minutos la placa vacía donde vamos a cocinar nuestros pancitos.
  7. Una vez que la placa está que vuela de caliente apoyamos (con mucho cuidado) los pancitos separados entre sí y llevamos al horno bien caliente de 6 a 10 minutos, deben estar bien infladitos y apenas dorados.
  8. Al retirarlos del horno o antes de servír sacudír con un paño la harina que pudo quedár adherida.

Para leer
Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí